El Gobierno de Entre Ríos anunció hoy que reforzará los controles sanitarios al transporte de pasajeros que circulará por la provincia en el marco de la pandemia de coronavirus, con operativos a cargo de personal de fuerzas de seguridad, y autoridades municipales.

La provincia exigirá el "cumplimiento estricto de oxigenación, tapabocas, alcohol en gel, claraboyas y ventilación cruzada", además de que las unidades de transporte no pueden superar el 80 por ciento de su capacidad.

El ministro de Planeamiento de Entre Ríos, Marcelo Richard, se reunió con el secretario de Transporte provincial, Néstor Landra, para "profundizar estas medidas y apuntar a morigerar el impacto de la segunda ola" de casos de Covid-19.

"Es clave comprender que el concepto ventilación debe estar presente en cada unidad", manifestó el funcionario provincial.

Por su parte, el titular de Transporte, Néstor Landra, apuntó a que la provincia "será más selectivos con los controles", y que trabajarán "con la colaboración de los intendentes para controlar el tema tapabocas, alcohol en gel, capacidad, ventilación cruzada, oxigenadores y claraboyas".

En ese sentido, recordó que "se deberá llevar tapa boca todo el trayecto del viaje, tanto pasajeros como choferes", y se deberá mantener "una correcta limpieza en cada recambio de pasaje".

De la reunión también participó el titular de la Asociación Empresaria del Transporte Automotor (AETA), Leonardo Herlein, quien se comprometió a llevar adelante el cumplimiento estricto de lo estipulado en las normas.

"Tenemos un compromiso de todos los actores que confluyen en el transporte de pasajeros. Vamos por buen camino", concluyó Landra. (Télam)