Alberto Fernández y Lula coincidieron en profundizar relación estratégica entre Argentina y BrasilMás información sobre este tema:

Massa quiere que Vaca Muerta llegue a Brasil

Argentina y Brasil firmaron acuerdos de cooperación tras el encuentro entre Alberto y Lula

De Mendiguren destacó el potencial de integración comercial y energético entre Argentina y Brasil

 


El presidente Alberto Fernández destacó que “estamos viviendo un punto de inflexión en la historia de Argentina y Brasil”, al encabezar esta tarde junto a su par Luiz Inácio Lula da Silva un encuentro con más de 300 empresarios en el Museo del Bicentenario, que se desarrolló con el objetivo de profundizar la integración bilateral y regional.

“Estamos volviendo a poner en marcha el vínculo entre Brasil y la Argentina que durante los últimos años se vio dañado y postergado”, resaltó Alberto Fernández, mientras que Lula da Silva valoró que “la relación entre Brasil y Argentina vuelve a su normalidad” y señaló que “no podemos perder más tiempo porque es necesario avanzar”.

Con esas palabras los mandatarios abrieron la actividad que congregó a representantes de grandes compañías, de pymes, de asociaciones y cámaras de empresas de Argentina y Brasil, así como a sindicatos y entidades de servicios financieros y de la economía del conocimiento.

También intervinieron en el evento, por la Argentina, los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero, y de Economía, Sergio Massa; y el titular de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja. Y por Brasil, el jefe de la cartera de Hacienda, Fernando Haddad, y los titulares de la Confederación Nacional de Industria de Brasil (CNI), Robson Braga De Andrade, y de la Agencia Brasileña de Exportaciones, Jorge Viana. Participaron, además, gobernadores y gobernadoras e integrantes del Gabinete nacional.

“Tanto Lula como yo estamos convencidos de que Brasil y Argentina son dos pueblos que han de estar indisolublemente unidos siempre, y eso nos obliga a trabajar y proyectar juntos una sociedad más justa e igualitaria en la que todos tengan acceso a los servicios de salud y educación, y donde todos puedan progresar”, sostuvo el primer mandatario argentino.

Señaló que “estamos viviendo un punto de inflexión en la historia de Argentina y Brasil de los últimos años”, y remarcó que “es mucho más fácil que nuestros pueblos puedan progresar y tener condiciones dignas de vida si conciliamos intereses y buscamos acuerdos, y si tomamos dimensión de lo que somos capaces de hacer si nos unimos de una vez y para siempre”.

“Quiero que éste sea el comienzo de un trabajo fructífero, duro, consecuente, donde los empresarios argentinos y brasileros traten de unir esfuerzos y potenciar sus cualidades para que se convierta en la sinergia necesaria que haga crecer a nuestras naciones”, profundizó el Presidente.

Por su parte, Lula da Silva agradeció “a los empresarios de Brasil y Argentina porque sabemos que son los responsables de que exista una consolidación entre nuestras negociaciones”, afirmó, y en ese marco aseguró que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) “va a volver a financiar la relación comercial y proyectos que ayuden a empresas brasileras en el extranjero y, de esa manera, vamos a tener resultados y a enriquecer a nuestros países”.

A continuación, Funes de Rioja presentó la declaración suscripta por la UIA y la CNI que contiene un “plan de acción inmediato y común para los objetivos que la economía y la producción pueden dar para el desarrollo y la inclusión social de nuestros países”.

En el mismo sentido, De Andrade expresó que “los empresarios brasileños estamos muy felices con esta decisión del presidente Lula de venir a la Argentina para retomar las relaciones políticas y económicas”.

“Argentina para nosotros es un socio fundamental y estamos seguros de que en el MERCOSUR podemos crecer y hacer que tenga la capacidad de discutir acuerdos internacionales, como con la Unión Europea”, dijo y en ese sentido indicó que en un breve plazo van a presentar “una propuesta de integración económica” del bloque regional, porque “son los empresarios quienes tienen que luchar y hacer fuerza para que pueda existir”.

El ministro Massa resaltó que “el acuerdo que hoy ponemos en marcha con Brasil significa intentar recuperar el volumen perdido, con casi el 40 por ciento de caída de la relación comercial entre Argentina y Brasil en los últimos diez años”, y a su vez ponderó “la decisión de ambos gobiernos de empezar a trabajar en el objetivo de una moneda común, con invitación a otros países de la región, a los efectos de profundizar el sistema de comercio”.

“Defiendo la integración latinoamericana, sobre todo el fortalecimiento y el ingreso de nuevos socios al Mercosur y la normalización de las relaciones con Bolivia, Venezuela y otros aspirantes a integrar el bloque, porque entiendo que, por más fuerte que sea la economía brasileña, hoy en el mundo la integración es un elemento distintivo de nuestra competitividad", indicó el ministro Haddad en su exposición.

En tanto, Cafiero sostuvo que “la presencia de Alberto y Lula ratifica el rumbo que pone nuevamente a la Argentina y Brasil en esa senda de desarrollo de la que no debió desviarse”, así como la “vocación de trabajar en conjunto para resolver los problemas” de ambos países.

La actividad se propone como un espacio propicio para el intercambio de los sectores público y privado de ambos países con vistas a avanzar en la implementación de iniciativas de convergencia y cooperación, además de dar seguimiento a proyectos vinculados a sectores específicos -minería, energía, agro-negocios, conectividad, economía del conocimiento, infraestructura, telecomunicaciones, turismo, salud- y de promover un modelo económico y productivo que incluya a más empresas en las cadenas de valor regional