(Por Felipe Celesia).- Abogados y jueces presentaron sus candidatos a la renovación del Consejo de la Magistratura en un año en el que la justicia estuvo en el centro del debate y el organismo que elije a los magistrados debió reconvertirse y ampliarse por orden de la Corte Suprema.

El escenario de esta nueva elección, que se concretará el próximo 18 de octubre, sigue la dinámica de las gestiones anteriores: una propuesta vinculada al oficialismo, otra a la oposición y una más “profesionalista”, algo más alejada de la agenda política.

Tanto jueces como abogados deberán elegir cuatro representantes, de los cuales dos de ellos deberán ser mujeres, de acuerdo a los compromisos que fue asumiendo el Consejo en materia de igualdad de género.

Entre los jueces, la lista Celeste que agrupa a los magistrados más cercanos al gobierno volvió a elegir como cabeza de lista al camarista penal Alberto Lugones, último presidente del Consejo antes de que la Corte ordenara volver al esquema anterior con el titular del tribunal suprema, Horacio Rosatti, en la presidencia.

Secundando a Lugones, estará la titular del Juzgado 79 en lo Civil, Pilar Rebaudi.

Por el sector más crítico hacia el oficialismo, agrupados en la Lista Bordó, como cabeza de lista irá el juez de la poderosa Cámara Federal de Casación Penal, Diego Barroetaveña, secundado por la actual consejera, la jueza civil Agustina Díaz Cordero.

Como camarista, Barroetaveña tiene para resolver dos expedientes que involucran a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en las denuncias por el memorándum con Irán y “Hotesur-Los Sauces”.

Dentro de la lista del espacio, aunque casi sin chances de ocupar una banca en el Consejo, está el juez federal de alto perfil Marcelo Martínez De Giorgi.

Como tercera opción, desde “Compromiso Judicial” competirán por un lugar en el organismo que selecciona a los magistrados, el camarista Comercial Eduardo Machín y la jueza en lo Criminal y Correccional, María Provítola.

En diciembre pasado, la Corte ordenó que el Consejo reordenara el equilibrio entre consejeros técnicos (jueces, abogados y académicos) y consejeros políticos (legisladores), en cuatro meses.

A contrarreloj, el Consejo de trece miembros inició los procesos electorales para adecuarse al fallo y logró llevar su integración a veinte miembros a fines de mayo, cuando juraron el senador Martín Doñate y la diputada Roxana Reyes, a sabiendas que los mandatos vencerían en octubre.

Hace ya unas semanas, el Consejo volvió a la modalidad electoral, convocando a las asociaciones de jueces y abogados para que, menos de un año después, volvieran a convocar a sus asociados para elegir de nuevo los representantes al Consejo.

Entre los abogados afines al oficialismo, el candidato será el exdiputado y abogado laboralista Héctor Recalde, acompañado por la presidenta del Colegio de Abogados Avellaneda-Lanús, Adriana Coliqueo.

En la oposición, los abogados podrán votar a Miguel Piedecasas y a la actual consejera, exfuncionaria de la Afip durante la gestión macrista, Jimena de la Torre.

El nombre de Piedecasas, quien ya estuvo en el Consejo, logró consenso luego de una áspera discusión del radicalismo que tomó estado público cuando Elisa Carrió vetó al actual Consejo por los abogados, Carlos Matterson.

“La designación como integrante del Consejo de la Magistratura de una persona (Carlos Matterson) que representa los intereses y negocios de (Daniel) Angelici y el juego es una violación a la República y al modelo de justicia que se pretende llevar como bandera. Es imprescindible que recapaciten”, dijo Carrió en su cuenta de Twitter.

A partir de este cuestionamiento, se acordó que Matterson no sería candidato y que Alberto Maques irá como suplente de Piedecasas y que cada uno cumplirá la mitad del mandato de cuatro años.

Como tercera propuesta aparece “Nueva Abogacía Federal”, llevando como cabeza de lista a María Fernanda Vázquez, actual consejera y decana de la Facultad de Derecho de Lomas de Zamora, secundada por Ignacio Segura, presidente del Colegio de Abogados de Córdoba. (Télam)