El presidente Alberto Fernández mantuvo hoy una videoconferencia desde la Residencia de Olivos con la canciller de Alemania, Angela Merkel, quien se comprometió a seguir apoyando a la Argentina en su planteo para el pago de su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), informaron fuentes oficiales.

"Junto a España, Portugal, Italia y Francia vamos a seguir apoyando a la Argentina para que encuentre un acuerdo sustentable con el FMI", sostuvo Merkel durante la audiencia virtual que mantuvieron ambos mandatarios y que se extendió por más de 40 minutos, según se informó.

Fernández y Merkel dialogaron sobre la situación en ambos países y regiones en el contexto de la pandemia de la Covid-19, y sobre las negociaciones de la Argentina con el FMI y con el Club de París.

En la conversación, el jefe de Estado -acompañado por el canciller Felipe Solá y el ministro de Economía Martín Guzmán- agradeció nuevamente a Merkel el apoyo que Alemania ofreció para avanzar en el proceso de reestructuración de la deuda argentina con el FMI y el Club de París.

El Gobierno argentino busca postergar los vencimientos de deuda con el FMI de este año -tomados por la gestión del expresidente Mauricio Macri-, en el marco de la pandemia de coronavirus que afecta a la Argentina y al mundo, y teniendo en cuenta la asistencia que debe brindar el Estado a los sectores más vulnerables que son los más afectados.

Además, de acuerdo a lo informado oficialmente, el presidente Fernández le comentó a Merkel el avance del plan de vacunación en la Argentina y la situación de diferentes acuerdos con distintos laboratorios en pos de la adquisición de vacunas contra el coronavirus.

También dialogaron sobre las cuestiones ambientales y del cambio climático, luego de que ambos compartieran el 22 de abril último de la "Cumbre de Líderes sobre el Clima" que impulsó el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

La semana pasada, el Presidente realizó una gira por diferentes países europeos, en la que cosechó los apoyos del Primer Ministro de Portugal, António Costa; del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez; de su par de Francia, Emmanuel Macron; y del presidente del Consejo de Ministros de Italia, Mario Draghi.

El periplo europeo finalizó el viernes pasado, con un encuentro en Roma con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en la que ambos consensuaron llegar a un acuerdo "lo más rápido posible" sobre la renegociación de la deuda, sin que se le "exija mayores esfuerzos al pueblo argentino" en su cumplimiento, según le planteó el mandatario en la reunión.

"La vocación es encontrar un acuerdo lo más rápido posible, pero no cualquier acuerdo", había remarcado Fernández tras el encuentro con Georgieva.

El Presidente incluso se había manifestado "optimista" sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo en el corto plazo para la renegociación de la deuda, pero dejó claro que "no a cualquier precio".

Estas declaraciones del mandatario argentino habían seguido al primer encuentro presencial que mantuvo con la titular del FMI, que se prolongó durante una hora y media en el hotel Sofitel de la capital romana, en el marco de la cuarta y última escala de su gira por Portugal, España, Francia e Italia, que coincidió con la presencia de Georgieva en un evento en Roma.

"Le conté mi charla con los líderes europeos y vamos a ver cómo seguimos. Le planteé nuestra mirada sobre los cargos extra y sobre los plazos", contó en esa oportunidad Fernández, tras lo cual expresó que la titular del FMI "se ve muy comprensiva de lo que le pasa a la Argentina".

En paralelo, dijo que ambos expresaron sus "voluntades de resolver el problema de la deuda argentina", pero dejó claro que la postura del Gobierno argentino es que esa solución "no signifique postergar al pueblo argentino que la está pasando muy mal entre la pandemia y la economía" heredada de la anterior gestión de Mauricio Macri que fue quien tomó la deuda con el FMI que ahora debe pagar la Argentina.

Fernández aclaró que la deuda con el Club de París, que tiene un vencimiento de 2.400 millones de dólares el 31 de este mes, "está atado al tema del Fondo" y por eso "es un tema subsidiario".

En este marco, el Presidente argentino planteó a la titular del FMI la necesidad de que los Derechos Especiales de Giro (DEG) que otorga el FMI sean ampliados y así "lleguen a los países de renta media", como la Argentina, un planteo con el que Gerorgieva dijo estar de acuerdo.

El planteo que llevó Argentina al FMI en esta conversación con su titular, y que los países europeos apoyan, tiene una visión que incluya "entender la singularidad del mundo" y comprender que no se puede pensar en un acuerdo "que exija mayores esfuerzos al pueblo argentino".

Fernández también planteó la eliminación de las sobretasas que cobra el organismo multilateral de crédito que el primer ministro italiano Mario Draghi se comprometió a llevar al G20.

"Me parece que eso ya de por sí es mucho, que (el presidente francés Emmanuel) Macron atienda nuestras necesidades en el Club de París, que (el primer ministro portugués) António Costa nos esté acompañando", al igual que el presidente español Pedro Sánchez, subrayó el Presidente, quien en esa oportunidad adelantó que hablaría con la canciller alemana.

(Télam)