Misiones rubricó hoy un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para la implementación del programa Argentina Unida por la "Integración de los Barrios Populares", que beneficiará a unas 50.000 personas de 268 barrios emergentes.

Tras la firma del convenio, el gobernador Oscar Herrera Ahuad destacó "la gestión federal de los recursos que hace el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación" y señaló que la licitación será local, con "los recursos humanos de la provincia y con las diferentes organizaciones sociales que operan y trabajan en Misiones".

"Para nosotros es muy importante porque demuestra la confianza en la autonomía de las provincias", dijo el gobernador al destacar este convenio federal por el cual "la provincia tendrá a cargo el manejo de los recursos que serán destinados a los proyectos de Integración Social Urbana para los barrios inscriptos en el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap)".

Explicó que se trata de "un financiamiento no reembolsable para la ejecución de proyectos de integración social y urbana de los barrios populares localizados en Misiones comprendidos en el Renabap".

Los trabajos deberán adjudicarse, "en un 25% como mínimo, a las cooperativas de trabajo u otros grupos asociativos de la economía popular integradas, preferentemente, por los vecinos y vecinas de los barrios", indicaron desde la provincia.

Según explicaron desde el Ejecutivo provincial, el convenio se suscribió con el objetivo de "generar relaciones de cooperación y coordinación para la implementación del Programa Argentina Unida por la Integración de los Barrios Populares".

"Sus fondos llegarán a través de un contrato de préstamo suscripto entre la Nación y el Banco Interamericano de Desarrollo" y el financiamiento será "no reembolsable". (Télam)