El titular el gremio de la Construcción, Gerardo Martínez (Uocra), destacó hoy que el Gobierno de Alberto Fernández "evitó el desmantelamiento de la economía real" y luego logró "una reactivación en la emergencia, con una rápida respuesta en el diseño de políticas de protección social, laboral y productivas" durante la pandemia por coronavirus.

Así lo afirmó al participar en la 110° Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se desarrolla en Ginebra, presidida en esta oportunidad por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

En su intervención, Martínez dedicó parte de su discurso a la situación laboral en Argentina, al advertir que la realidad del país "debe ser evaluada en el contexto de un colapso económico sufrido por un ajuste ortodoxo y un mega endeudamiento del gobierno anterior".

Sobre lo realizado por la gestión del Frente de Todos en el marco de la pandemia, el delegado argentino en la OIT contó que "se reforzaron los esquemas institucionales del diálogo tripartito con participación del todo el movimiento sindical" y destacó que "la rápida respuesta del Gobierno en el diseño de políticas de protección social, laboral y productivas evitó el desmantelamiento de la economía real, con una reactivación en la emergencia".

"Se creó el Consejo Económico y Social, hoy una herramienta fundamental como política de Estado", agregó Martínez, quien sostuvo que desde el movimiento sindical "apostamos al desarrollo, a la producción y al trabajo como pilares de la justicia social".

También pidió que exista una "concertación política que promueva políticas de Estado, que den confianza, previsibilidad y seguridad jurídica para responder a las demandas de nuestro pueblo, con una mirada de mediano y largo plazo".

Por otra parte, Martínez aseguró que con la pandemia y la guerra de Ucrania y Rusia "la concentración económica, la desigualdad y la pobreza se han incrementado".

Ante ese diagnóstico, el titular de la Uocra señaló que los trabajadores insistimos en la necesidad de construir un contrato social donde el desarrollo económico con inclusión social resuelva las injusticias pendientes".

Otro de los puntos que señaló Martínez fue la necesidad de "regular el mercado financiero para que esté al servicio de la economía productiva y ésta al servicio del bien común".

En esa línea, insistió: "Debemos construir una nueva arquitectura financiera que permita auxiliar a los países en vías de desarrollo generando mayor certidumbre en aquellas que presentan procesos endeudamiento" y concluyó: "La democracia, el multilateralismo y el tripartido deben ser los ejes de una recuperación que alcance a todos". (Télam)