El proyecto presentado por el jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, para disminuir los montos de las facturas de gas que llegan a regiones que sufren temperaturas “bajo cero” apunta a "corregir asimetrías", evaluaron hoy en la Casa Rosada.

Esta tarde, fuentes gubernamentales explicaron que los actores que forman parte del Frente de Todos parten de un “diagnóstico común” que tiene como principal argumento la insostenibilidad de los esquemas de actualización tarifaria heredadas del macrismo.

“La idea es ir corrigiendo asimetrías. En las provincias del norte se gasta más electricidad para refrigerar, en otras más gas para calefaccionar. También hay diferencias con el costo del combustible que llegaba a ser un 12% más caro que en Buenos Aires y lo estamos llevando al 3%”, agregaron hoy fuentes de Casa Rosada.

Es en ese sentido que los funcionarios del Gobierno entienden el proyecto presentado por Kirchner para disminuir los montos de las facturas de gas que llegan a regiones que sufren temperaturas “bajo cero”, entre ellas, 40 municipios bonaerenses y las provincias de Mendoza, San Juan, San Luis y Salta.

De ser aprobado, se beneficiará con una tarifa especial a los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas y jubilados -hasta 4 salarios mínimos-, del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares.

El “diagnóstico compartido” también alcanza a la situación social y en ese sentido se leyeron diversas expresiones realizadas por líderes sociales cercanos o que integran el Frente de Todos sobre los aumentos anunciados para la Tarjeta Alimentar.

"El diagnóstico común es que tenemos 57% de pobres a quienes asistir. Los movimientos sociales planteaban que la plata tenía que ir a generar empleo en la Economía Social a través de las cooperativas. El gobierno cree que hay que hacer un shock fuerte por la alimentación", explicaron desde el Ejecutivo.

Esa decisión se sostiene en un dato que circula por las oficinas de Balcarce 50: Cuando Cristina Kirchner dejó el gobierno, la Asignación por Hijo cubría el 70% de la canasta básica para una persona, cifra que cayó al 40% al finalizar el macrismo.

"Con esta medida estamos volviendo a ese 70%", afirmaron voceros gubernamentales. (Télam)