El Gobierno de Entre Ríos determinó la obligatoriedad, a partir del 15 de marzo próximo, del Domicilio Fiscal Electrónico (DFE) para todos los contribuyentes de impuestos declarativos en esa provincia, informó hoy la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER).

La medida alcanza a la totalidad de contribuyentes de ingresos brutos, Ley provincial 4.035, sellos y del impuesto a las profesiones liberales, que se sumarán a los cerca de 120.000 contribuyentes actualmente adheridos.

El titular del organismo, Germán Grané, manifestó que la decisión busca "hacer más eficiente los servicios"; dar "agilidad y dinámica a las comunicaciones con contribuyentes vía internet"; y agregar "validez y eficacia jurídica".

"Lograremos llegar a un número más amplio de contribuyentes cuyas notificaciones y gestiones de trámites sean equiparables legalmente con el domicilio fiscal tradicional'', añadió Grané.

En tanto, desde el área de sistemas de ATER voceros recordaron que los contribuyentes de ingresos brutos (RG), Ley 4.035, e impuesto a las profesiones liberales tendrán como plazo límite hasta el próximo 14 de febrero para adherirse al servicio.

Luego, quienes no se allanen verán limitadas las funcionalidades de autogestión web y suspendidos de realizar gestiones presenciales en las oficinas de atención, detallaron.

Asimismo, recordaron que cualquier contribuyente provincial puede adherir al servicio debiendo ingresar al portal de ATER con clave fiscal AFIP, vincular los servicios y seguir los tres pasos de validación.

(Télam)