Los socios de Juntos por el Cambio (el radicalismo, la Coalición Cívica y el PRO) empezaron la disputa por espacios de poder y pusieron en el debate el futuro político de Mauricio Macri, cuya figura genera posiciones enfrentadas en la alianza opositora, en la que algunos ven al expresidente atado a un "legado," pero sin posibilidad de un liderazgo nacional.

El radical porteño Martín Lousteau fue el que reavivó hace algunas horas este debate interno -que ya se venía dando desde la salida de Mauricio Macri del poder- cuando habló en un reportaje del "legado" que había dejado el expresidente.

Cuando a Lousteau le repreguntaron si pensaba en Macri en término de legado y no de presente o futuro, fue contundente: "Creo que sí, me imagino que es difícil para él, pero me parece un legado enorme".

Tras las primeras repercusiones, hoy siguieron sucediéndose las voces que se suman al debate sobre el futuro, y sobre todo sobre quién tiene el liderazgo de la principal fuerza opositora.

La titular del Pro, Patricia Bullrich, habló con Radio con Vos y aseguró que en su espacio político creen "en el aporte que Mauricio Macri puede hacer" y subrayó que las declaraciones de Lousteau van "en contra de los intereses de la coalición".

Bullrich, en la misma entrevista, no ocultó sus deseos de presentarse como candidata presidencial: "Yo tengo ese deseo, pero mi deseo primario es que el próximo presidente sea de Juntos por el Cambio. No puedo poner mi interés personal por sobre el colectivo".

A la posición planteada por Lousteau le sucedieron más voces radicales que, lejos de reconocer el liderazgo de Macri, salieron a diferenciarse.

En declaraciones realizadas hoy a El Destape Radio, el diputado nacional del radicalismo Facundo Suárez Lastra indicó que su espacio político "fue parte de un Gobierno de coalición con Mauricio Macri", pero fue tajante al afirmar: "Yo no me hago cargo de las políticas de Macri. Tuvimos una alianza parlamentaria".

En el mismo sentido se expresó en Radio Con Vos otro diputado radical, Miguel Ángel Bazze, quien señaló que es necesario "trabajar todos juntos por fortalecer Juntos por el Cambio, pero también desde la UCR hay que trabajar para fortalecer al radicalismo dentro de la coalición".

"La historia ha cambiado", argumentó Bazze, al sostener que "de 2015 al 2019 respetamos un liderazgo de gestión con Macri y Vidal, pero ahora empieza una dinámica distinta en la que no hay liderazgo de gestión y tenemos que discutir de manera distinta".

Al ser consultado sobre 2023, Bazze indicó que "Larreta es un buen candidato, pero el radicalismo tiene hombres o mujeres que podrían aportar a esa discusión".

En el inicio del año electoral ganó el debate mediático una discusión interna que ya venía dándose en el seno de la coalición opositora sobre quién tiene que ser la fuerza dominante, quién será el próximo candidato a presidente en 2023 y quién será la sucesión de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, el bastión original del PRO.

Sobre la primera cuestión de los liderazgos y la fuerza dominante, los cuestionamientos a la figura de Macri ya son públicos, y más allá de lo expresado en las últimas horas por Lousteau, una de las fundadoras de Juntos por el Cambio, Elisa Carrió, ya había afirmado el año pasado que "Macri ya fue".

A la disputa entre el PRO, la Coalición Cívica y el radicalismo por los espacios de poder se suma la interna que divide al PRO, entre el sector conducido por Mauricio Macri, y el sector que encabeza Horacio Rodríguez Larreta, que es partidario de una mayor apertura del partido hacia otras vertientes, como los peronistas no kirchneristas o un sector del socialismo.

Macri, en una de sus escasas apariciones desde que dejó el poder, puso en pie de igualdad al radical Alfredo Cornejo como candidato presidencial 2023.

"Yo tengo que apoyar a todos los dirigentes. Hay gente muy valiosa y que tiene capacidades. La consolidación de Alfredo Cornejo es notable y muy importante", aseguró Macri en un reportaje concedido en 2020.

De momento, el expresidente seguirá apareciendo con cuestionamientos al Gobierno ante temas puntuales, como vino haciendo en los últimos meses, a lo que sumará una novedad: su trabajo político al frente de la Fundación Mauricio Macri.

El espacio, presentado en las últimas horas, trabajará con tres ejes: educación para el futuro; innovación con impacto social y cambio climático.

“No estamos así por la pandemia. Estamos así por la impericia del gobierno que tomó una secuencia de decisiones erradas en casi todos los temas que nos hicieron perder un año completo de escuelas. El daño causado sobre los alumnos es imperdonable y tal vez irreparable", aseguró Macri por Facebook al presentar su Fundación.

El tercer punto, la sucesión de Rodríguez Larreta en la Ciudad, también muestra las internas dentro de Cambiemos.

Lousteau está anotado para ser jefe de Gobierno por el radicalismo, aunque fuentes cercanas al armado electoral en territorio porteño indican que Horacio Rodríguez Larreta se inclinaría para su sucesión por alguien del PRO, y mencionan a María Eugenia Vidal.

Por último, Cambiemos también deberá atender otro frente, y es el de los partidos políticos, como el de José Luis Espert, que no están dentro de la coalición pero que a la hora de ir a las urnas le restan votos a Juntos por el Cambio.

Distintas fuentes de Cambiemos consideran que "todo va a confluir en una unidad, y es lógico que ahora se manifiesten las distintas tensiones". (Télam)