El empresario entrerriano Gabriel Losi sostuvo hoy que entre 2003 y 2015 su constructora vial resultó adjudicataria de nueve obras nacionales en su zona de influencia y ratificó que la cercanía geográfica es una "ventaja competitiva" por la disminución de ciertos costos.

Losi declaró como testigo ante el Tribunal Oral Federal (TOF) número 2 en el juicio por el presunto direccionamiento de obra pública nacional en Santa Cruz a favor de "Austral Construcciones", una empresa de Lázaro Báez, radicada en esa provincia.

A lo largo de su declaración por videoconferencia desde Paraná, el empresario se negó a responder en al menos 12 ocasiones por considerar que podría "autoincriminarse", debido a que está procesado en la llamada causa "cuadernos"

"Luis Losi SA" fue fundada por el padre del testigo, según contó al Tribunal, y entre 2003 y 2015, período analizado en este a juicio, "se le adjudicaron nueve licitaciones de obras viales, básicamente en nuestra zona de influencia, Entre Ríos y aledaños", de las cuales se concretaron siete.

"Los costos son menores hay ventajas comparativas" y también "competitivas" por estar radicado en la zona", evaluó cuando se le preguntó al respecto.

En el juicio se acusa a los procesados, entre ellos la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, de haber favorecido a Báez con 51 obras públicas nacionales en Santa Cruz .

Click to enlarge
A fallback.

La defensa de Báez también le preguntó por los diferentes tipos de obras y si con comparables entre sí, en relación a sus costos, al hacer alusión a una pericia que es cuestionada por las partes.

Al comienzo de su declaración, emitida desde la sede de Prefectura Naval de Paraná, Losi se negó a responder preguntas vinculadas a los pagos por esas obras a su empresa "Luis Losi SA" por parte de Vialidad Nacional, al hacer uso de su derecho a evitar "autoincriminarse".

Losi está procesado y enviado a juicio oral por siete presuntos hechos de cohecho activo en la llamada causa "cuadernos", donde es imputado colaborador y espera ser juzgado por otro Tribunal, el Oral Federal número 7.

Como ocurrió en audiencias anteriores, con otros empresarios citados como testigos y a la vez imputados en "cuadernos", las defensas de los acusados cuestionaron el interrogatorio del fiscal Diego Luciani, vinculadas a declaraciones en esa otra pesquisa.

En este caso, el empresario se negó a responder cuando consideró que corría riesgo de autoincriminación por su condición de imputado colaborador.

Losi sostuvo que hubo momentos "en que se cobraba mejor y momentos en que se demoraba mucho" el pago en la Dirección Nacional de Vialidad, con "moras de 90, 120 días".

Por eso narró que concurrió en persona a entrevistarse con funcionarios de ese organismo, pero se negó a dar detalles, al igual que se rehusó a dar detalles sobre su vínculo con el financista Clarens, también procesado en "cuadernos" y a quien dijo conocer.

"Las grandes moras se dieron a fines del año 2009, lo asociamos a problemas presupuestarios y financieros de la repartición", señaló.

Losi se negó a responder si el pago o la mora era "igual para todas las empresas", ante una pregunta del fiscal.

"Eso forma parte de la otra causa", dijo y dio una respuesta similar cuando la fiscalía quiso saber si se le hicieron "comentarios sobre gestiones paralelas con el señor Ernesto (por Clarens)" para lograr cobrar certificados de obra.

Losi refirió que Clarens le fue presentado por otro empresario de Entre Ríos, Luis Pietroboni, pero se negó a responder sobre el financista y "el circuito de pago y cobranza de certificados de obra pública".

El empresario sólo dijo que supo de la relación de Clarens con el fallecido ex presidente Néstor Kirchner por comentarios del financista pero que nada de ello le "consta".

Las defensas de distintos acusados objetaron las preguntas por resultar "autoincriminantes" y el defensor de Báez, Villanueva, sostuvo que la fiscalía "va leyendo el legajo de arrepentido y va preguntando a ver qué puede preguntar. Van más de doce negativas", remarcó cuando promediaba la audiencia.

El juicio oral se realiza de manera semipresencial con los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso en la sala de audiencias de los tribunales federales de Retiro y las partes conectadas de manera remota a través de la plataforma Zoom.

Además de la Vicepresidenta, son juzgados el exministro de Planificación Julio De Vido, el exsecretario de Obra Pública José López, el primo del fallecido expresidente Kirchner, Carlos Kirchner, entre otros.

Losi declaró por videoconferencia desde Entre Ríos durante cuatro horas y el juicio se reanudará el martes próximo. (Télam)