El exjuez federal de Neuquén durante la última dictadura cívico militar, Pedro Laurentino Duarte, junto al exfiscal del mismo fuero, Víctor Ortiz, serán juzgados por delitos de lesa humanidad a raíz de distintas actuaciones entre 1976 y 1983, denunciadas por sobrevivientes y familiares de detenidos desaparecidos de la región.

Ambos exfuncionarios del Poder Judicial fueron procesados por el juez federal de Neuquén, Gustavo Villanueva, quien dispuso la elevación a juicio de la causa, indicaron hoy fuentes allegadas a la investigación.

El abogado Marcelo Medrano, en representación de la querella de la Asamblea por los Derechos Humanos de Neuquén (APDH), explicó a Télam que "después del procesamiento contra Duarte y Ortiz, el juez elevó el expediente para que se pueda llevar adelante un juicio oral y público".

Medrano precisó que "a los dos se les imputan participaciones en privaciones ilegítimas de la libertad y omisiones de deberes de funcionario público, es decir delitos más vinculados a lo que no hicieron y debieran haber hecho, en tanto, funcionarios y una participación directa en personas que fueron privadas de la libertad y o desaparecidas".

También indicó que "esto está vinculado con los recursos de hábeas corpus presentados por familiares de víctimas en un contexto que tiene que ver con el papel del Poder Judicial federal en dictadura en la provincia de Neuquén y además imputaciones concretas en relación a la forma en que tramitaban los hábeas corpus haciendo de cuenta que no había dictadura en la Argentina".

Medrano recordó que la denominada Megacausa de Mendoza "fue una de las primeras que investigó todas las participaciones directas e indirectas que tuvo el Poder Judicial en esa provincia en dictadura que es muy relevante e importante".

"La de Neuquén es la primera que tiene que ver con la imputación al comportamiento del Poder Judicial en dictadura independientemente de los nombres de los imputados", destacó.

El abogado de la APDH explicó además que "ahora se debe conformar un tribunal colegiado que es dificultoso porque va a haber jueces que no van a querer intervenir porque lo conocen a Duarte o a Ortiz y estamos preparados para que haya recusaciones de los defensores de los imputados".

Con todo, indicó que se está a la espera de que "pueda constituirse el tribunal para tener un juicio el año próximo".

En el escrito de elevación a juicio, el juez Villanueva precisó la colaboración expresa que tanto Duarte como Ortiz prestaron en distintos casos que involucraron a desaparecidos y víctimas de la última dictadura: Orlando Cancio, María Teresa Oliva y su esposo, Enrique Esteban, José Méndez, Darío Altomaro, Susana Mujica, Josefa Lépori de Mujica, Alicia Pifarré, Miguel Ángel Pincheira, Javier Seminario Ramos, el del matrimonio de Raúl Metz y Graciela Romero (ambos desaparecidos cuando ella estaba embarazada de cinco meses), Oscar Alfredo Ragni, Arlene Seguel, César Giliberto, Mirta Tronelli y Carlos Cháves.

"No hay modo de concebir el contexto de grave impunidad que imperó durante la dictadura militar si no se admite el papel condescendiente del Poder Judicial", aseguró el magistrado.

En otro párrafo de la elevación a juicio, Villanueva señaló que "juraron lealtad al proceso, reemplazaron a jueces y juezas de la jurisdicción desplazadas por los militares" y recordó que en el caso particular de Duarte cumplió funciones como auditor del Ejército, antes de ser designado juez federal a partir de 1976.

En Neuquén se realizaron desde el año 2008 hasta el 2021, siete juicios contra exjefes militares y de fuerzas de seguridad nacionales y provinciales por delitos de lesa humanidad cometidas en la región durante la última dictadura cívico militar.

Los juicios fueron conocidos como "La Escuelita" por la denominación que tuvo el Centro Clandestino de Detención que funcionó en ese entonces en los fondos del Batallón de Ingenieros 161 de Neuquén.



(Télam)