El Gobierno nacional y la Cámara Nacional Electoral elaboran de manera un conjunta un protocolo sanitario contra el coronavirus que regirá durante las próximas elecciones y que será girado al Ministerio de Salud para su aprobación definitiva, informaron hoy fuentes oficiales.

El protocolo apunta ampliar de 14.429 a unos 19.000 establecimientos habilitados para votar y a limitar el número de mesas en cada centro de votación para evitar las aglomeraciones de público.

"Se mantendrá la misma cantidad de mesas y los 350 electores por cada una de ellas, pero con más lugares de votación, que podrán ser escuelas, clubes o municipalidades", señaló a Télam un vocero del Ministerio del Interior.

En ese marco, se priorizarán los establecimientos que cuenten con espacios abiertos en la planta baja y muestren mejores condiciones de ventilación; a la vez que se limitará el ingreso de acompañantes a situaciones indispensables o de fuerza mayor.

Además, se habilitará la organización de una fila fuera del establecimiento para que los electores esperen su turno para ingresar.

"Se mantendrá la misma cantidad de mesas y los 350 electores por cada una de ellas, pero con más lugares de votación, que podrán ser escuelas, clubes o municipalidades".

El Comando Electoral, creado el 30 de abril pasado mediante el Decreto 283/2021 y encargado de la coordinación, ejecución y vigilancia de los comicios previstos para este año, dispondrá de un "facilitador sanitario" por cada establecimiento, es decir una persona encargada de hacer cumplir los controles por la pandemia del coronavirus.

Los mayores de 60 años de edad tendrán prioridad de sufragio entre las 8.30 y la 10.30 y se mantendrá el horario de votación entre las 8 y las 18. En caso de que a la hora del cierre hubiera electores en la fila fuera del establecimiento, el delegado judicial les entregará un número para certificar que a esa hora estaban para votar y les permitirá el ingreso fuera del horario establecido, añadieron los informantes.

No se tomará temperatura al votante al ingresar a un establecimiento "porque todos tienen el derecho a voto", apuntó la fuente, sino que se apelará a la "responsabilidad ciudadana para no ir a sufragar en caso de que tenga síntomas y justificar luego con un certificado médico".

Además, se distribuirán 500 mil barbijos para las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias ​(PASO) y otros tantos para la elección general, destinados a las autoridades de mesa y miembros del Comando Electoral.

En ese sentido, se implementará junto con el Ministerio de Salud un kit sanitario compuesto por cuatro barbijos y una solución sanitizante que se repartirá entre todas las autoridades de mesa.

También se recomendará a los electores llevar su propio bolígrafo para firmar el padrón y, si eso no ocurre, le será provisto uno sanitizado "que luego de cada uso la autoridad de mesa deberá sanitizarlo de nuevo", señalaron los voceros.

Una vez en la mesa, ni la constancia de emisión del sufragio, ni el DNI serán entregados en mano al elector, sino que la autoridad de mesa la dejará sobre la mesa de donde será recogida por el elector.

Cada Juzgado Federal Electoral fijará los lugares de votación y elegirá a las autoridades de mesa, y eventualmente podría solicitar la vacunación de ellos contra el coronavirus, mientras que los que tuviesen factores de riesgo ante esa enfermedad tendrán justificación para no cumplir ese rol.

En cuanto a la cantidad de personal por mesa las fuentes indicaron que "se elegirá un presidente y un vicepresidente" y "todos los partidos políticos tendrán el derecho a fiscalizar".

Por otra parte, para el recuento provisorio de estos comicios se hizo una licitación internacional con apertura a observaciones "próxima a adjudicar, entre esta semana y la que viene", señaló otro vocero de la cartera del Interior, que permitirá un ahorro "de entre el 25 y 30 por ciento en dólares respecto de 2017", añadió.

Se trata de un servicio de diseño, planificación, desarrollo y operación del servicio de digitalización, procesamiento y publicación para el recuento provisional de resultados, impulsado desde el Ministerio del Interior, y por primera vez se abrió una etapa de consultas al pliego de bases y condiciones particulares, en la cual se recibieron 55 observaciones o sugerencias de los diferentes actores involucrados en el proceso electoral, añadió la fuente.

El presupuesto para estas elecciones es de 17.000 millones de pesos, aunque podría asignarse otra partida "debido al impacto logístico" de la medidas sanitarias.

Si finalmente el Senado aprueba la semana que viene el proyecto de ley -que tiene media sanción de Diputados- para modificar las elecciones de este año y pasar las PASO para el 12 de septiembre y las generales para el 14 de noviembre, el 14 de julio próximo será la fecha para la presentación de las alianzas y el 24 de ese mes las listas.

El Ministerio del Interior, como adelantó ayer su titular Eduardo "Wado" de Pedro en el Senado, pidió a las provincias la unificación del calendario electoral para disminuir la circulación de personas, "pero eso lo definirá cada distrito", refirieron las fuentes consultadas. (Télam)