La diputada provincial del Partido Socialista (PS) Clara García aseguró hoy que esa fuerza "es un partido que quiere ser gobierno en Santa Fe" con miras a las elecciones del próximo año, en las que aspira a que "quienes tenemos experiencia seamos protagonistas".

En medio del tironeo para que defina si se incorpora a un "frente de frentes" que reúna en Santa Fe a todas las fuerzas políticas antiperonistas, la líder del PS y viuda del exgobernador Miguel Lifschitz propuso al partido como opción para el próximo turno electoral.

"El socialismo es un partido que quiere ser gobierno. Aspiramos a que quienes tenemos experiencia y una trayectoria de trabajo transparente seamos protagonistas", aseguró García, según un comunicado difundido hoy.

La diputada trazó un panorama sobre la situación actual de la provincia y el país pero no se manifestó sobre las alianzas electorales el PS, el partido que lideró el Frente Progresista Cívico y Social, que gobernó Santa Fe durante 12 años junto a la UCR y otras fuerzas menores.

La mayor parte del radicalismo santafesino se sumó a Juntos por el Cambio (JxC), y desde allí tironea al PS para que integre un "frente de frentes" que incluya a las principales fuerzas partidarias antiperonistas, para confrontar electoralmente con el Frente de Todos (FdT).

Sin embargo, hace dos semanas el referente del PRO santafesino, el diputado nacional Federico Angelini, desalentó la incorporación del PS a ese armado.

"Nosotros tenemos que consolidar y fortalecer Juntos por el Cambio, que es la coalición que ganó la última elección en la provincia", dijo en esa oportunidad Angelini durante una rueda de prensa en la ciudad de Venado Tuerto y completó: "No encuentro un solo motivo para armar un nuevo frente".

La socialista García, por su parte, sostuvo que ve "un panorama muy preocupante" en virtud de la inflación que, precisó, "ya configura un cuadro de gran riesgo, y una interna política del propio gobierno que está haciendo trastabillar la estabilidad".

"En Santa Fe tenemos una matriz productiva compuesta por un entramado de pymes que genera empleo y no tiene espalda para soportar esta coyuntura, no son empresas formadoras de precios, sino que reciben las listas con aumentos y se ven obligadas a trasladarlos", expresó.

Además, indicó que "también tiene dificultades con el gasoil y la energía, o se les complica producir porque les falta una pieza que es importada".

"Por eso estamos en contacto permanente con quienes generan empleo en Santa Fe; porque estamos convencidos que de esta situación se sale con mejores políticas", afirmó la legisladora. (Télam)