La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner abrió esta tarde la sesión en la que el Senado buscará aprobar la reforma a la ley orgánica del Ministerio Público para que el puesto del Procurador General de la Nación deje de ser vitalicio y sea elegido mediante mayoría absoluta en lugar de por los dos tercios de los votos de esa cámara.

La sesión comenzó minutos después de las 14 con la aprobación de proyectos de declaración y la prórroga de las sesiones virtuales, por lo que fuentes parlamentarias estimaron que alrededor de las 17 se abrirá la lista de los 18 oradores anotados para expedirse sobre la reforma del Ministerio Público Fiscal, y se votaría cerca de las 22.

La propuesta que fue aprobada por mayoría en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales el viernes pasado, luego de que la bancada del Frente de Todos lograra unificar tres propuestas, dos de ellas de la oposición, deberá pasar luego a la Cámara de Diputados para su sanción.

El opositor interbloque de Juntos por el Cambio adelantó su rechazo a ese texto y avisó que votaría un dictamen de minoría en desacuerdo con el cambio de método de elección.

Dos de las iniciativas en las que se basó el oficialismo para el dictamen de mayoría pertenecen a los senadores opositores Martín Lousteau y Lucila Crexell, y fueron presentados en diciembre de 2019 pero, cuando el oficialismo decidió abrir ahora su discusión en comisión, ambos se retractaron y pidieron retirar sus iniciativas.

Sin embargo, el Frente de Todos se opuso al retiro y sumó artículos de esas normas a una nueva iniciativa que presentó el senador de Juntos Río Negro Alberto Weretilneck.

El texto unificado propone que el mandato del titular de la Procuración General de la Nación deje de ser vitalicio y dure cinco años con posibilidad de reelección por única vez, y que la elección no se planifique en un año electoral.

También prevé que la forma de elección se realice con mayoría absoluta -37 votos, la mitad de los miembros del cuerpo-, en lugar del requisito de los dos tercios de los presentes en el recinto que rige actualmente, algo a lo que la oposición se opone y que sí se mantendrá, de acuerdo al proyecto del oficialismo, en el caso de que se pretenda remover al procurador.

El debate se dará mientras se aguarda que el oficialismo avance con la designación del nuevo procurador, ya que el actual, Eduardo Casal, es interino y fue nombrado durante el Gobierno del macrismo, tras la renuncia de Alejandra Gils Carbó, quien dejó su cargo el 31 de diciembre de 2017. (Télam)