El Senado de la Nación aprobó esta tarde la prórroga por 60 días de las sesiones mixtas que rigen desde que avanzó en el país la pandemia de coronavirus, durante la sesión especial en la que la Cámara buscará aprobar una veintena de pliegos de jueces y fiscales enviados por el Poder Ejecutivo.

El decreto parlamentario aprobado esta tarde por 61 votos afirmativos contra uno negativo extiende la modalidad dispuesta en la Cámara mediante la cual un grupo de legisladores participa de manera presencial en el recinto y el resto, de forma remota.

La prórroga contó con el apoyo del Frente de Todos y la mayor parte del interbloque de Juntos por el Cambio, conducidos por José Mayans y Luis Naidenoff, respectivamente.

En la bancada opositora, siete legisladores liderados por el radical Martín Lousteau manifestaron su disconformidad con la extensión de las sesiones remotas y decidieron abstenerse en el momento de la votación.

Lousteau, Guadalupe Tagliaferri y Gladys González, ambas de PRO, estaban presentes en el inicio de la sesión y decidieron levantarse y retirarse del recinto en el momento de esta votación.

Sus pares de JxC Esteban Bullrich, el salteño Juan Carlos Romero y el santacruceño Eduardo Costa se desconectaron en el turno de los votos y la mendocina del radicalismo Pamela Verasay se manifestó directamente en contra.

El resto de los integrantes de Juntos por el Cambio votó a favor de continuar con la modalidad que rige desde que la pandemia por coronavirus se extendió en el país, desde mayo de 2020.

En representación del Frente de Todos, el senador Mario Pais, destacó en el inicio de la sesión que se incremente el número de legisladores presentes por plenario aunque ratificó que debe continuarse con las restricciones de la presencialidad.

"La emergencia sigue, todavía hay restricciones en la lucha contra la pandemia. Debemos seguir teniendo las medidas precautorias que limitan desde la circulación, los medios de transporte y las capacidades tanto edilicias como de lugares de trabajo que nos imponen una distancia mínima de personas", subrayó.

De esta manera, los legisladores ratificaron el decreto presidencial 5/21 firmado por la presidenta provisional del Senado, Claudia Abdala de Zamora, el 24 de febrero por el cual se extiende por 60 días la realización de sesiones remotas.

Cristina Fernández de Kirchner, que esta tarde estaba ausente en la sesión, no firmó ese documento porque en ese momento ejercía la primera magistratura en reemplazo del presidente Alberto Fernández, quien estaba en el exterior.

En el documento, Abdala de Zamora prorroga la realización de las sesiones mediante la plataforma webex que arrancaron en mayo del año pasado.

Además, establece que el bloque que conforma la mayoría y el que conforma la primera minoría están facultados para sumar en modo presencial en el ámbito del recinto a seis de sus miembros respectivamente, a las sesiones que se realicen en modo virtual o remoto.

La segunda minoría estará facultada para incorporar a dos de sus miembros en forma presencial y los demás bloques están facultados para solicitar lugar para uno de sus integrantes. (Télam)