El rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Alberto Barbieri, se mostró hoy "orgulloso" del proyecto del Centro Argentino de Protonterapia (CeArP) para el tratamiento del cáncer y alertó que hay políticas de Estado que van "más allá del color político", al recorrer junto al presidente Alberto Fernández las instalaciones de este emprendimiento de medicina de alta complejidad en el barrio porteño de Agronomía.

"Me parece que los argentinos tenemos que aprender que hay políticas de Estado que van más allá del color político del gobierno de turno", sostuvo en dialogo con Télam.

El proyecto fue detenido durante la gestión de Mauricio Macri y reanudado en 2019. La construcción formaba parte de un plan de medicina nuclear federal lanzado en 2015 por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Yo creo que nosotros lamentablemente tuvimos que trabajar con algunos funcionarios que no entendieron que esto era un proyecto de país de mediano y largo plazo", remarcó el rector al referirse a la anterior gestión.

Al respecto, comentó que "tenemos que darnos cuenta" que estos proyectos son "trascendentales" y que "no se pueden parar" porque no se trata de un gobierno, sino que "involucran a todo el pueblo y a la comunidad científica".

En ese sentido anticipó que para el primer semestre del 2022 esperan estar atendiendo a algunos pacientes con terapias de primer nivel y para fines del 2023 con el equipo de prontoterapia.

"Va a haber diferentes etapas, ya tenemos los equipos en Argentina por lo que podemos estar tranquilos de que lo podemos terminar, pero esta obra requiere de autorizaciones internacionales", completó.

Por último el rector sostuvo que la construcción es un "emblema" para todos los argentinos y que se logra gracias a la inversión de "60 millones de dólares" del Gobierno nacional en equipamientos y también gracias a los recursos humanos que hacen posible "que lo llevemos adelante" por su nivel y voluntad de viajar a otros países a capacitarse en esta tecnología.

"Va a permitir que muchos pacientes oncológicos puedan atenderse con esta nueva terapia y sobre todo los menores y niños porque se pude utilizar muy fuertemente en ellos. Estamos orgullosos y seguimos trabajando en este proyecto", sintetizó.

(Télam)