La Ciudad de Buenos Aires dispuso un operativo para el seguimiento y control del aislamiento obligatorio que deben realizar quienes ingresan al país, y que establece distintos tipos de confinamiento según el resultado del test de coronavirus, informaron hoy fuentes oficiales.

Así, aquellas personas a las que el test en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza les da negativo "podrán cumplir en su casa el aislamiento obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional y deberán testearse en el séptimo día".

"Un equipo de las áreas de salud y las 15 comunas porteñas hará el seguimiento sanitario".

"Cuando arribe al aeropuerto y declare domicilio dentro de la Ciudad, la persona recibirá por SMS y mail el explicativo sobre cómo realizar el aislamiento y los pasos a seguir. En el correo electrónico estará el mecanismo para sacar el turno para hacerse el test al séptimo día", indicó el Gobierno porteño, que añadió que "un equipo de las áreas de salud y las 15 comunas porteñas hará el seguimiento sanitario".

Además, en caso que al tercer día no se haya podido tomar contacto con el viajero, personal de la administración hará una visita al domicilio declarado para constatar el cumplimiento del respectivo protocolo.

En caso contrario, si el test obligatorio que se realiza en Ezeiza da positivo "la persona cumplirá con el aislamiento de 10 días en uno de los hoteles que la Ciudad tiene a disposición para estos casos".

"Además, el Gobierno nacional se encargará de analizar la muestra para determinar la cepa del virus", añadió el Gobierno porteño en un comunicado, donde aclaró además que será el Estado local el que afrontará los gastos de alojamiento para los residentes de la Ciudad, "como lo viene haciendo" hasta ahora. (Télam)