El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde, en la Casa Rosada, a las máximas autoridades de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), a pocos días de que se conmemore el 27° aniversario del atentado terrorista contra su sede.

Fernández se reunió con las autoridades de la AMIA.

En la reunión, que tuvo lugar en el despacho presidencial, participaron por la entidad judía su presidente, Ariel Eichbaum; el secretario general, Darío Curiel; el director ejecutivo, Daniel Pomerantz, y el tesorero, Alberto Chaieno. El Jefe de Estado estuvo acompañado por el secretario de Culto, Guillermo Olivieri.

Fernández se reunió con las autoridades de la AMIA.

Durante el encuentro, se descubrió una placa que forma parte de un proyecto para recordar a las 85 personas asesinadas en el atentado y que, en este caso, recuerda a Sebastián Barreiros con el texto: “El 18 de julio de 1994, ochenta y cinco personas fueron asesinadas en el atentado a la AMIA. En homenaje a las víctimas fatales, el proyecto ‘Sueños quebrados’ rescata los anhelos de las personas fallecidas. Sebastián Barreiros (5 años) le dijo a su maestra que cuando fuera grande iba a ser presidente ‘para pagarle mucha plata a los jubilados’. Con esta placa aspiramos a mantener viva la memoria y el reclamo de justicia por cada una de las víctimas”