El presidente Alberto Fernández reafirmó hoy que "es muy grave" el problema de la deuda externa de la Argentina, tanto con acreedores privados, como con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y advirtió que esa situación generará "un fuerte condicionamiento", no sólo para la actualidad, sino también "en los años venideros".

Fernández detalló que entre el 2015 y el 2019 la deuda con acreedores externos se incrementó en "más de cien mil millones de dólares", al hablar luego del encuentro con gobernadores realizado en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno, donde Guzmán les informó sobre las negociaciones. (Télam)