El presidente Alberto Fernández dijo hoy que se siente "muy satisfecho" de ver que "la Argentina empieza a moverse" y "poco a poco se vuelve a recrear el mundo del empleo, de la producción" en medio de "una pandemia que nos azota, que nos asola".

Por ello pidió "no bajar los brazos", dado que el país atraviesa un "momento muy difícil".

"Hoy tuvimos una noticia triste por la cantidad de contagios", afirmó el jefe de Estado al referirse al número de nuevos casos y muertes registrados en las últimas 24 horas: 35.543 contagiados y 745 fallecidos, récord para una sola jornada.

Fernández encabezó el acto de sorteo de la nueva línea de créditos Casa Propia, dirigidos a refaccionar y construir viviendas, en una presentación que se realizó desde las instalaciones del Banco Hipotecario Nacional, en la que estuvo el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

Al referirse al crecimiento exponencial de contagios, Fernández aseguró que la situación "tiene que llamar a la reflexión y entender que hay muchos cantos de sirena que hablan de la necesidad de ser libres" y manifestó que "esa libertad a la que invocan nos llevan a los contagios y a la muerte".

"En medio de todo ese esquema pudimos poner en marcha la economía", destacó el Presidente, y recordó cuando en el año 2019 trabajadores despedidos del grupo textil Dass, que visitó esta mañana en Misiones, le pedían recuperar sus puestos de trabajo.

En contraste con aquella situación, siguió Fernández, "hoy vi como en esa empresa ya no me pedían los trabajadores no ser desempleados, sino que festejé con esos trabajadores que recuperaron su empleo".

"Nosotros hicimos un gran acto de promoción de la industria nacional y de la actividad nacional. Los inversores (por la empresa Dass), que son hermanos brasileros, se quedaron, apostaron a la políticas nuestras, y hoy en día la empresa está vigorosa, creciendo", resaltó.

El Presidente dijo en su balance que se siente "muy satisfecho" al observar esas muestras de recuperación de la actividad económica porque eso indica, planteó, "que la Argentina empieza a moverse, poco a poco, y se vuelve a recrear el mundo del empleo", aunque en un contexto atravesado por "una pandemia que nos azota, que nos asola".

Sobre el lanzamiento y los primeros sorteos del programa Casa Propia, el mandatario explicó que la línea de crédito apunta a resolver la demanda de "mucha gente que necesita recursos a tasa cero para poder arreglar su casa".

"Todos los que se inscribieron, lo lograron", contó, y luego detalló los alcances de la iniciativa al subrayar que "uno de cada dos de los que van en busca del crédito a tasa cero para comprar su casa tendrá el crédito".

Añadió que el acceso a esos créditos por parte de muchos argentinos y argentinas lo "llena de satisfacción", porque eso implica que tendrán la posibilidad de tener un "techo para cobijarse, de tener una casa linda, digna, disfrutable, vivible".

"Eso es lo que empezamos a hacer hoy con créditos a tasa cero del Banco Hipotecario, que vamos a seguir dando a medida que vayamos consiguiendo tierras de municipios, gobernaciones, y también del Estado nacional, para promover la construcciones de esas casas", anticipó.

Asimismo, sostuvo que "hoy fue un día lindo porque pude ver allí en el norte (psor su visita a Eldorado, Misiones) que, donde en 2019 todo era desesperanza, hoy es esperanza".

"Y al volver a Buenos Aires, con números muy feos que deja la pandemia hoy, poder terminar sabiendo que hay argentinas y argentinos que recuperan la ilusión de mejorar sus casas, de construir un cuarto más, de mejorar la cocina o el baño, y hasta argentinos que ven como un dato cierto la posibilidad de acceder a un crédito donde el Estado nacional apoya y el Banco Hipotecario direcciona para tener su casa propia, eso es lo que más feliz me pudo hacer", completó.

Otra vez en referencia al coronavirus pidió a los argentinos y argentinas: "No bajemos los brazos, sabemos que estamos en un tiempo difícil".

Y en ese punto advirtió: "No les mentía cuando les decía que la lucha contra pandemia era difícil, que no había otra forma de preservarse que no fuera quedándonos a la mayor distancia, que evitemos el transporte, la circulación, lamentablemente el tiempo me está dando la razón".

"Están llegando las vacunas, vamos a acelerar el proceso de vacunación, pero también hace falta nuestra conciencia", puntualizó.

Como cierre de su discurso, Fernández exhortó a quienes lo escuchaban: "Peleemos juntos, por delante nos espera una Argentina mejor".

Ferraresi, al dar detalles del programa Casa Propia, dijo que el inicio de la línea de créditos implica "concretar el sueño de los argentinos", tras lo cual dijo: "Vamos a ir por este camino".

Además, resaltó que esa iniciativa "es federal, se desarrolla en todas las provincias, en todos los municipios, y tiene que ver con el trabajo, con la dignidad y con poner a la Argentina de pie".

El lanzamiento se realizó en la sede central del Banco Hipotecario, en el centro porteño, y el sorteo se transmitió en vivo por la Televisión Pública.

La línea de créditos Casa Propia está destinada a la refacción y construcción de 87.000 viviendas y ya cuenta con un total de inscriptos de 128.745 personas, provenientes de las 23 provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se informó oficialmente.

El nuevo plan, presentado a fines del mes pasado, prevé otorgar 65 mil créditos personales de 100 mil y de 250 mil pesos para refacciones, terminaciones, reemplazos o solución a problemas de la vivienda.

También otorgará otros 22 mil créditos hipotecarios para la construcción de viviendas nuevas de hasta 60 metros cuadrados de superficie en lote propio.

Los préstamos se ajustarán por la fórmula Hog.Ar, cuya actualización de capital está basada en la evolución de los salarios, lo que permitirá una mayor previsibilidad para quienes tomen esos créditos. (Télam)