(Por Daniel Scarímbolo, enviado especial) El presidente Alberto Fernández debió ser atendido hoy en Bali por una gastritis erosiva con signos de sangrado, ante lo cual el canciller Santiago Cafiero debió reemplazarlo en las dos intervenciones previstas en la cumbre de líderes del G20 que se desarrolla en la isla de Indonesia, aunque una vez recuperado retomó su actividad y mantuvo una reunión bilateral pautada con su par chino Xi Jinping.

Fernández arribó a las 9.15, hora local (22.15 de ayer de la Argentina), en el marco de la Bienvenida Oficial, y la recepción se hizo en el lobby del The Apurva Kempinski Bali.

Allí dialogó, entre otros, con el mandatario de España, Pedro Sánchez; la presidenta de la Unión Europea (UE), Ursula von der Leyen; y la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, con quien mantendrá mañana una reunión bilateral.

Luego, el mandatario argentino sufrió un episodio de hipotensión y mareos previo al inicio de la la Cumbre del G20, y tras ser atendido en el lugar fue trasladado en una ambulancia al Sanglah General Hospital de Bali, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin; el doctor argentino Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica Presidencial; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Prensa y Comunicación, Gabriela Cerruti.

En ese centro asistencial le realizaron análisis de sangre y una una endoscopia, que determinó el cuadro de gastritis, indicaron fuentes de Presidencia.

Fernández tuvo "un episodio complicado" porque "sangró mucho y eso le provocó la descompensación", según explicaron los voceros.

El mandatario tuvo luego una comunicación telefónica con su pareja Fabiola Yáñez, quien se encuentra en Roma con agenda propia; y otra con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien lo llamó para interiorizarse de su estado de salud.

Fernández contó hoy que su problema de salud que tuvo hoy se generó por "una descompensación producto de una gastritis erosiva, que generó un sangrado que derivó en una baja de la presión importante.

Fernández dijo en conferencia de prensa en el hotel Melian de Bali, donde se aloja la delegación argentina, que "para verificar exactamente el nivel de sangrado, nos trasladamos a un hospital de Bali al solo efecto de hacer una endoscopía".

"Cuando terminamos eso, hicimos un ratito de tiempo para la reunión con (el presidente de la República Popular China) Xi Jinping, donde definitivamente quería estar", señaló el mandatario.

"Les agradezco a todos por la preocupación; estoy bien, estoy trabajando bien", concluyó Fernández.

Debido a ese malestar, el mandatario no asistió a las dos sesiones plenarias del G20, sobre Seguridad alimentaria y energética; y sobre Salud; y fue el canciller Santiago Cafiero quien leyó ambos discursos.

Luego, Fernández se refirió a la reunión que mantuvo con Xi, afirmó que el mandatario autorizó a que la Argentina disponga de 5.000 millones de dólares como parte de mecanismo del Swap, en conferencia de prensa.

"Fue una muy buena reunión, no es la primera, y hablamos de temas que nos preocupan, temas bilaterales, los dos somos profundos defensores del multilateralismo y de la necesidad de que el desarrollo incluya a las personas", dijo Fernández se presentó en la conferencia junto al ministro de Economía, Sergio Massa, y Cafiero.

"Hoy lo que nos informó el presidente Xi es que había autorizado al Gobierno chino a que la Argentina disponga libremente de 25.000 millones de yuanes, que significan 5.000 millones de dólares. es una gran noticia, agradecimos profundamente. El presidente Xi me explicó que era una excepción absoluta que hace China para con la Argentina y así lo tomamos y lo agradecemos", destacó el mandatario.

Por la noche tampoco asistió a la cena de líderes, por prescripción médica y en representación de la Argentina lo hizo nuevamente el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto. homólogo español, el 50 aniversario del regreso del General Perón a la Argentina, donde presentarán una estampilla alusiva; y a las 11.45 de Indonesia (22.45 de la Argentina) mantendrá una nueva reunión bilateral con Georgieva. (Télam)