El presidente Alberto Fernández recorrió esta mañana la planta baja de la Casa Rosada, en el sector cercano al ingreso principal, en Balcarce 50, donde se realizan obras de reparación.

Alberto Fernández

Fernández expresó sorpresa al observar, junto a funcionarios que lo acompañaron, el estado de los andamios, que quedaron de la gestión anterior, y las roturas de paredes de una zona considerada de gran valor arquitectónico.

"Qué desastre han hecho", dijo Fernández al observar el estado de las obras en el ingreso principal de Balcarce 50, que está clausurado y, por lo tanto, empleados y visitantes utilizan la entrada de Balcarce 24.

(Télam)