El Partido Justicialista de Mendoza se constituyó como querellante en la causa que investiga los subsidios que el Gobierno provincial iba a entregar a la fundación Acción Social, que preside el exsenador provincial y pastor Héctor Bonarrico, aliado al oficialismo local, informaron hoy fuentes partidarias.

Según detallaron desde el PJ local, el Consejo Partidario peronista le dio orden a su apoderado, el abogado Carlos Blanco, para que "forme parte activa de la causa e intente acelerar la investigación".

La constitución de querellante, indicaron, tiene que ver con que "los señores Héctor Hugo Bonarrico, Rodolfo Suárez (gobernador), Víctor Ibáñez y Tadeo García Zalazar fueron denunciados por investigación de un hecho que puede conducir a los delitos de enriquecimiento ilícito, negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas, malversación de caudales públicos, cohecho y tráfico de influencias, en su carácter de funcionarios públicos, y de lo que resulta investigado también Eduardo Erario (tesorero de la fundación)".

La causa se inició tras una denuncia judicial presentada el mes pasado por la presidenta del PJ de Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, en el llamado "Caso Bonarrico", en referencia al pastor y exsenador provincial del partido MasFe.

El exlegislador sostuvo públicamente que acordó con el Gobierno provincial la entrega a su fundación de 18 millones de pesos para que se "bajara" de una candidatura en las últimas elecciones, convenio que se dejó sin efecto tras sus dichos.

(Télam)