La ministra de Trabajo, Raquel "Kelly" Olmos sostuvo hoy que la medida de fuerza que realizan los trabajadores nucleados en el Sindicato La Fraternidad "es un paro político" y acusó a esa organización gremial de llevar cabo "una confrontación" con las medidas del Gobierno nacional".

"Este es un paro político y es evidente que la decisión de ellos (La Fraternidad) se trata de una confrontación con las políticas del Gobierno", señaló Olmos, en declaraciones a Radio con Vos.

En ese sentido, la funcionaria consideró además que el reclamo sindical "responde a un política pública", al cuestionar que el gremio reclame que se le pague "un bono a jubilados ferroviarios".

"Hemos convocado a una mesa de diálogo. Ellos tienen que entender que ese bono no es una decisión que pueda comprender a un solo gremio. El Estado tiene que hacerlo en función de contemplar la situación general", observó Olmos.

Para la funcionaria, los gremios ferroviarios "debería haber acatado la conciliación obligatoria" dictada ayer, "como lo hicieron otros gremios del transporte".

"El paro estaba convocado por un conjunto de gremios y la mayoría aceptaron el llamado a una conciliación obligatoria. Solo La Fraternidad y una seccional de la Unión Ferroviaria, resolvieron mantener el llamado a una medida de fuerza", remarcó.

Consultada sobre las medidas legales frente a la medida de fuerza, la ministra de Trabajo indicó que "desde el punto de vista operativo, se ordenaron acciones con fiscalización que se traducirán en sanciones".

"En realidad, lo que quiero decir es que no acatar una conciliación es una situación excepcional. En particular, porque este conflicto no es gremial, es algo netamente político. Se trata de un recamo para los jubilados en general", apuntó.

Los servicios ferroviarios se mantenían paralizados desde la medianoche por una medida de fuerza del gremio de La Fraternidad, que desoyó la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno nacional, en el marco de un conflicto por el reclamo del pago de un bono de 50 mil pesos a jubilados y pensionados.

La huelga de los trabajadores ferroviarios generaron graves inconvenientes a los usuarios, en especial esta mañana en el horario pico del transporte de pasajeros.

"En cuanto a lo salarial, nuestra paritaria se ha resuelto favorablemente. Hoy estamos reclamando al Gobierno, y se lo plantemos hace un tiempo, el pago de un bono especial de 50 mil pesos para los compañeros jubilados de 50.000. Queremos que se haga efectivo antes de fin de año", señaló el secretario de prensa de La Fraternidad, Horacio Caminos, en declaraciones a Radio La Red. (Télam)