El flamante ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna, mantuvo su primera reunión con el intendente de Rosario, Pablo Javkin, con quien acordó un trabajo conjunto, focalizado en el combate al narcotráfico y la seguridad vial, dos problemáticas que aquejan a la ciudad más populosa de la provincia.

“Adelanté que mi primera acción iba a ser una reunión con el intendente de Rosario, porque la situación actual amerita un trabajo conjunto”, dijo Lagna, tras el encuentro que mantuvo con Javkin este mediodía en la sala Rodolfo Walsh, de la sede rosarina de la Gobernación de Santa Fe.

Lagna detalló que durante la reunión, junto a su equipo de trabajo “le explicamos (al intendente rosarino) lo que estamos haciendo, los nuevos planes y programas que a partir de mi asunción se están llevando adelante, sobre todo en la presencia policial en la calle”.

En ese sentido, el ministro precisó en declaraciones a Canal 3 Rosario, que el objetivo inmediato es lograr “que el 70 por ciento de la policía esté en la calle, abocada para lo que fue creada: la prevención del delito y dar mayor tranquilidad”.

En los últimos días Rosario sumó, entre federales y provinciales, un total de 500 nuevos agentes patrullando la ciudad, que recorren “los 27 centros comerciales con los cuales tenemos relación”, afirmó Lagna.

A su vez, el nuevo titular de Seguridad en Santa Fe, sostuvo que durante el encuentro con Javkin, resolvieron mantener una reunión con la justicia, entendiendo que cumple un rol clave en la prevención del delito.

“Nos comprometimos a ir juntos a una reunión inminente con el Ministerio Público de la Acusación, que es un engranaje vital en lo que respecta a la Seguridad el trabajo con la justicia. Hay un gran reclamo de la sociedad por seguridad, que se vuelca no solo a la policía, sino también a la actitud de fiscales y jueces penales”, remarcó el funcionario.

Por su parte, Pablo Javkin consideró luego de la reunión que ante la ola de delitos que sufre Rosario, “es necesario estar, estar con lo que nos corresponde como municipio, la provincia estar con la policía, la justicia con las investigaciones porque esa es la prioridad de la ciudad, no hay ninguna otra opción”.

En consecuencia, el intendente contó a la prensa que acordó con Lagna asistir a reuniones vecinales, y escuchar la realidad que atraviesa a los vecinos de la ciudad santafesina.

A su vez, Javkin se refirió a otro de los problemas que atraviesa el presente de Rosario, que son las picadas clandestinas, que tomaron dimensión días atrás cuando un joven asesinó a un hombre y a su hijo, dejando a la madre del menor hospitalizada, al atropellarlos durante una carrera.

Respecto a estos casos que se repiten en la región, Javkin pidió a la justicia ser “severísima”, entendiendo que “esa gente no puede salir, no puede quedar en un homicidio eventual o culposo, hay una actitud que cualquiera que esté consciente sabe lo que puede provocar”.

Y concluye: “No puede quedar libre así como así una persona que rompe la vida de una familia, porque se divierte yendo a alta velocidad durante 400 metros sin detenerse. Necesitamos la máxima aplicación del código penal y leyes más duras sobre la inseguridad vial, que es la principal causa de muerte que tenemos”.

(Télam)