El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria, se reunió hoy con funcionarios nacionales para garantizar el acceso a la "identidad a más de 20 mil personas nacidas en Argentina" que carecen de DNI.

La medida también pretende reducir el "cúmulo de causas que tienen los juzgados de familia", informó esa cartera de Estado.

"La pandemia pone a la gente en una situación de alta vulnerabilidad y de mayor necesidad de un Estado presente. De allí la importancia de fortalecer estos mecanismos que permiten remover los obstáculos para el acceso a una ciudadanía plena, y a los derechos que esa ciudadanía implica", explicó Soria en un comunicado.

La información detalla que el objetivo del encuentro fue darle una "respuesta a los más de 20 mil casos de personas nacidas en la Argentina, cuyo nacimiento no fue inscripto en los registros civiles y por ende no tienen DNI".

La reunión se enmarcó en el trabajo que viene realizando el Consejo Nacional de Políticas Sociales, por lo que contó con la presencia de su presidenta, Victoria Tolosa Paz.

También participaron el viceministro de Interior, José Lepere; el director del Registro Nacional de las Personas (Renaper), Santiago Rodríguez; la directora nacional del Consejo, Natalia Mainoldi, y el viceministro de Justicia, Juan Martin Mena.

El eje del encuentro fue el Certificado de Pre-identificación (CPI), un instrumento con carácter de declaración jurada que permite el registro de datos de las personas indocumentadas nacidas en Argentina y gestionar el acceso a sus derechos básicos, mientras inician o continúan el trámite de obtención de la partida de nacimiento y posteriormente del DNI. Su vigencia es de seis meses, prorrogable por igual período, se recordó.

Soria y Tolosa Paz acordaron que los Centros de Acceso a Justicia (CAJ) del Ministerio de Justicia actúen como terminal para facilitar el acceso a los CPI.

"El anuncio también implica descomprimir el cúmulo de causas que tienen los juzgados de familia, cuyas cortes y superiores tribunales provinciales ya informaron más de 12 mil expedientes en trámite sin resolución. Esta herramienta se suma a la ley de los 'Mil Días' que incorporó la posibilidad de inscripción administrativa tardía", añadió.

Tolosa Paz afirmó que "con el CPI estamos garantizando un derecho básico, y saldando una deuda del Estado Argentino con cientos de miles de hombres y mujeres que todavía hoy viven sin identidad".

"Garantizando este derecho elemental llegamos también a las hijas y a los hijos de esos hombres y mujeres, que ahora con el CPI van poder acceder a la Asignación Universal y a la Tarjeta AlimentAR", añadió.

El CPI no acredita identidad, por lo que no sirve para votar, pero habilita el acceso a beneficios de la seguridad social, como la Asignación Universal por Hijo y favorece a las personas nacidas en Argentina que no han sido oportunamente inscriptas al nacer.

Los requisitos para el CPI son haber nacido en territorio argentino, residir en Argentina, no estar inscripto (no tener partida de nacimiento) y ser mayor de un (1) año de edad. Los menores de hasta 13 años inclusive deben estar acompañados por uno de sus padres o un adulto responsable. A partir de los 14 pueden tramitarlo solos. No se requiere turno previo y el trámite es gratuito. (Télam)