Ninguna de las delegaciones presentes allí puso en duda la veracidad de las pruebas presentadas por Rusia.

El jefe de las tropas de Defensa Nuclear, Biológica y Química de Rusia, Igor Kirilov, recordó que entre el 5 y el 9 de septiembre se celebró una cumbre de los países firmantes de la Convención sobre armas biológicas después de que Estados Unidos y Ucrania violaran los artículos I y IV de dicha convención. La cumbre se celebró por solicitud de Rusia.

El ministerio de Defensa ruso analizó los materiales presentados por los representantes de EEUU y Ucrania, los documentos de otros países firmantes de la convención, las declaraciones conjuntas y el documento que resume los resultados de la cumbre.

Volodimir Zelenski,

Rusia hizo más de 20 preguntas relacionadas con la actividad ilíita de Washington y Kiev en el marco de la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas y Toxínicas (CABT).

"A los participantes de la cumbre les fueron entregadas para su estudio copias de documentos reales, anunciadas previamente por el ministerio de Defensa de Rusia, así como pruebas materiales que confirman que en el territorio de Ucrania se llevaban a cabo programas de armas biológicas", dijo Kirilov.

También destacó que "ninguna de las delegaciones tuvo dudas sobre la autenticidad de los documentos presentados", entre los cuales figuran los documentos sobre la acumulación de materiales patógenos en los laboratorios ucranianos, incluyendo el instituto de estudio de la plaga Méchnikov. Con ello, Ucrania ignoró las preguntas sobre unas cantidades infundadas de materiales peligrosos que se almacenaban en esta institución.

Vladimir Putin

EEUU admitió que se llevaron a cabo experimentos biológicos en los que se usaban como sujetos experimentales ciudadanos ucranianos de niveles socioeconómicos bajos, así como pacientes de clínicas psiquiatricas, destacó Kirílov.

"Las explicaciones de EEUU y Ucrania no fueron nada convincentes en lo que respeta a la extracción de cepas y biomateriales de ciudadanos ucranianos, así como el cumplimiento de las normas éticas al realizar estudios sobre militares, civiles pobres, así como uno de los estratos de población más vulnerables: los pacientes de clínicas psiquiatricas", destacó el alto mando ruso.

Durante la discusión de estos temas "la delegación estadounidense admitió estos hechos", alegando que el envío de muestras de biomateriales patógenos a EEUU "no era frecuente", agregaron desde el ministerio de Defensa ruso. Dichas delegaciones tampoco respondieron por qué destruyeron con urgencia los documentos sobre las actividades militar-biológicas en Ucrania.

Donald Trump

"Esto no es un juicio y no estamos en un interrogatorio", respondieron los representantes de Ucrania.

Mientras tanto, en el ministerio detacaron que ni Washington, ni Kiev pudieron demostrar que su colaboración en este ámbito haya mejorado la situación sanitaria en el país. De hecho, en los últimos 15 años esta no hizo más que empeorar, denunció Kirílov.

Por desgracia, debido a la presión ejercida por EEUU, durante la cumbre sobre la CABT en Ginebra solo participaron 89 de 184 países firmantes, explicaron desde el ministerio de Defensa, e indicaron que EEUU seguirá ajustando los mecanismos de la CABT a sus propios intereses.

Armamento biológico

"Temiendo la reacción de EEUU y la amenaza de sanciones muchos países se abstuvieron de la participación, por lo que solo 89 países de los 184 países firmantes estuvieron presentes", indica el ministerio de Defensa ruso. Además, EEUU exigió que los países firmantes hicieran una declaración conjunta sobre el presuntamente pacífico carácter del programa para la reducción de las amenazas biológicas, y algunos países efectivamente sucumbieron.

"Durante el evento actuaron solo 43 delegaciones, de las cuales más de la mitad (22 Estados) apoyaron la posición rusa o se declararon neutrales. 21 Estado, entre los cuales estaba Ucania, EEUU y la mayor parte de sus aliados de la OTAN, se opusieron, pero incluso entre ellos no hubo una opinión unánime", dijeron en el ente castrense.

Misiles de la OTAN

Con ello, precisamente esta presión hizo posible que se llevara a cabo esta actividad en el país eslavo. "En 2013 Ucrania intentó terminar la cooperación con el Pentágono en el marco del programa biológico-militar, pero no pudo resistirse a la presión de EEUU", dijo Kirílov.

Mientras tanto, EEUU está desarrollando su potencial en el ámbito de armas biológicas al construir laboratorios cerca de las fronteras de otros países y recolectando las cepas de organismos especialmente peligrosos