El Ministerio de Defensa anunció hoy que invertirá 3.300 millones de pesos para renovar la indumentaria que utiliza el personal de las Fuerzas Armadas, que será financiado por el Fondo Nacional de la Defensa (Fondef) e impactará en la industria textil y del calzado ya que en el proceso participaron 19 empresas nacionales a través de la plataforma Compr.ar.

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, destacó la iniciativa y dijo que "es fundamental" que "los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas cuenten con la indumentaria necesaria para cumplir con sus tareas".

Con esta compra, se están "adquiriendo prendas de vestuario de combate, mantenimiento, vuelo y administrativo para el personal de las Fuerzas Armadas y al mismo tiempo estamos fomentando la industria nacional, en particular la textil y del calzado", señaló el funcionario en un comunicado del ministerio.

La cartera de Defensa informó que el programa "Vestuario para las Fuerzas Armadas para el Fortalecimiento de la Industria Textil y Calzado Nacional" tiene previsto, en esta primera etapa, equipar a los hombres y mujeres con 75 mil uniformes de combate.

El equipamiento también comprende uniformes de uso diario y para especialidades aeronáuticas.

Los uniformes serán utilizados por las Fuerzas Armadas cuando estén en cumplimiento de funciones de adiestramiento operacional o misiones subsidiarias y de apoyo a la comunidad.

El Ministerio sostuvo que con la adquisición se generará un fuerte impacto en la industria textil y del calzado, ya que en el proceso participaron 19 empresas nacionales a través de la plataforma Compr.ar.

El programa, financiado por el Fondo Nacional de la Defensa, tendrá una duración de 3 años y se estima que impulsará la creación de 2.715 nuevos puestos de trabajo, reportó el ministerio de Defensa.

Asimismo, manifestó que las 19 pymes de distintas provincias encargadas de las producciones fueron seleccionadas mediante licitación a través de la plataforma Compr.ar y señaló que también se brindó una capacitación gratuita para que tanto el calzado, como la vestimenta producida cuenten con los estándares necesarios para su utilización en el ámbito de la Defensa. (Télam)