El juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor de empresas del acusado Lázaro Báez se reanudó hoy con la declaración de una exempleada de Vialidad Nacional que dijo que "siempre había pasos para la firma de convenios y expedientes" en el organismo.

El debate en el que se juzga a Báez, a la expresidenta y actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, al exministro de Planificación Julio De Vido y otros procesados, tuvo una nueva audiencia con solo una testigo.

Para la jornada estaban previstas otras dos declaraciones propuestas por la fiscalía, pero el fiscal Diego Luciani desistió de esos testimonios.

"Había pasos para la firma de convenios y expedientes, siempre", dijo Lucía Lacunza, exempleada de la mesa de entradas del área de Vialidad encargada de suscribirlos con provincias y municipios.

Además dijo que hubo "cambios en el sistema en algún momento" durante su paso por el área, desde 2016 hasta diciembre de 2020, cuando renunció a Vialidad

"Antes el proyecto aún no firmado entre las partes se enviaba a jurídicos para dictaminar si era correcto, después con los años se enviaba a dictaminar una vez que ya estaba firmado por las partes, podía ser antes o después ir a jurídicos", explicó.

Los convenios los "redactaba" la jefatura del área y "la orden provenía de la gerencia de Planeamiento", recordó.

El juicio continuará el martes próximo, cuando está prevista la declaración de otros tres testigos.

En la causa se juzga el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor de la empresa Austral Construcciones, de Báez, y supuestos pagos de sobreprecios. (Télam)