El presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, anunció hoy a algunos de sus colegas que convocará a un plenario para tratar los pedidos de renuncia que solicitaron sus pares para que se aparte de la conducción del cuerpo a raíz de sus visitas a la Casa Rosada durante la gestión de Mauricio Macri en oportunidad de tener que fallar en varias causas contra el kirchnerismo. Así lo comunicó verbalmente el propio Hornos durante un encuentro de Superintendencia el pasado martes, ocasión en la que dijo que individualmente consultará la agenda a cada uno de los jueces de la Cámara, tras lo cual convocará a un acuerdo para tratar el tema. Su renuncia fue solicitada por sus colegas Alejandro Slokar y Ángela Ledesma, y paralelamente Hornos quedó en el fuego cruzado por las durísimas críticas que le hicieron la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y el presidente Alberto Fernández. El designado ministro de Justicia, Martín Soria, fue quien dio a conocer las al menos seis visitas que hizo Hornos a la Casa Rosada y desde entonces crecieron las críticas para que renuncie a la Presidencia de la Cámara Federal de Casación Penal. El magistrado afirmó ante sus pares que sí visitó a Macri para hablar de cuestiones de la Justicia en temas en general pero de ninguna causa en particular

Luego de sus explicaciones, las mismas no fueron consignadas en un acta, razón por la cual sus pares insistieron con la renuncia que aún sigue pendiente y que podría definirse en ese acuerdo que él mismo dijo que convocaría. En caso de no hacerlo, sus pares tienen la posibilidad de llamar a un acuerdo para tratar el tema si es que suman siete votos. POL/MG/OM NA