El jefe de Roscosmos, Dmitry Rogozin, admitió que el objetivo de Rusia es "borrar a Ucrania del mapa" y analizó que un destino similar podrían correr los países integrantes de la OTAN. El responsable de la agencia espacial de Rusia, aclaró que Rusia no quiere escalar a una guerra nuclear, pero sin embargo se esmeró por dejar en claro su poderío militar cuando aseveró que "Rusia podría destruir a todos los países de la OTAN en media hora si hubiera una guerra nuclear". "No estamos luchando contra los nazis en Ucrania. Estamos liberando a Ucrania de la ocupación de la OTAN y alejando al peor enemigo de nuestras fronteras occidentales", continuó. Rogozin formuló estas declaraciones durante el ensayo general final para el desfile del Día de la Victoria en Moscú, según el sitio en Internet Newsweek Argentina. Finalmente, durante el acto central de ese desfile, el orador fue Vladimir Putin, quien no fue tan lejos en sus apreciaciones. INT/Newsweek/AEB/KDV NA