El intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, implementó hoy una serie de medidas impositivas para ayudar a bares, jardines de infantes, taxis y remises de la capital a morigerar el impacto económico que sufren a raíz de la pandemia de coronavirus. El desahogo económico que dispuso Llaryora apunta a una serie de eximiciones de pagos en la quinta cuota de las tasas de Comercio e Industria a aquellos contribuyentes afectados que no hubieran alcanzado los mínimos de facturación imponible

La Municipalidad de Córdoba determinó, en ese marco, una "eximición a bares, restoranes, salones de Fiesta y Espectáculos, y Jardines Maternales de la tasa de Comercio" también para la cuota 5. "Serán las cámaras que nucleen a estos rubros las que en las mesas de trabajo generadas del sector privado y el municipio deberán demostrar la realidad de la caída en la facturación del negocio que solicite la eximición", indicó la administración que encabeza Llaryora

También se estableció la "eximición de la tasa del Automotor, de la cuota 5 para transporte escolar, taxis y remis". "La Municipalidad reedita los acuerdos colaborativos que se aplicaron en el año 2020 con la cámara Hotelera, Turismo y demás", agregó la ciudad. Por último, se dispuso la suspensión hasta el mes de julio de medidas de ejecución fiscal por deuda. LC/MG/OM NA