El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) solicitó al Gobierno bonaerense medidas de resguardo para la comunidad mapuche de la ciudad de Bahía Blanca que fue víctima de un atentado en noviembre último y de amenazas hacia la referente de esa agrupación.

Se trata de laComunidad Lof Kuripan Kayuman, cuya titular, Olga Curipan sufrió el 14 de noviembre último un atentado con un artefacto que explotó en el portón de su casa, donde además se arrojaron panfletos con amenazas de muerte, al igual que en la Casa Cultural "Ruka Kimun Mapuche" de Bahía Blanca.

El fin de semana último cuando atentaron con otro artefacto explosivo en la casa del titular de la Región Sanitaria I, Maximiliano Núñez Fariña, los autores dejaron volantes con amenazas de muerte nuevamente dedicadas a la referente mapuche.

La presidenta del INAI, Magdalena Odarda, en dialogo con Télam, detalló que mantuvo conversaciones con el ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, Julio Alak, para expresar el "apoyo y acompañamiento a la Comunidad Mapuche Lof Kuripan Kayuman en su pedido de justicia, medidas de protección y pronto esclarecimientos de los hechos".

"Solicitamos también especial colaboración con nuestro instituto a los efectos de resguardar la integridad física de los miembros de la Comunidad Mapuche Kuripan Kayuman, en particular su autoridad, Olga Curipan, con el fin de garantizar la paz social, sosiego tranquilidad elementos fundamentales para el vivir comunitario, evitando que hechos de esta naturaleza se repitan", expresó la presidenta del INAI.

Por su parte el antropólogo del INAI Fernando Miguel Pepe, manifestó también a esta agencia su condena al atentado y declaró que Olga Curipán no sólo es referente en Bahía Blanca, sino también en el Consejo de Participación Indígena -CPI- creado en 2004 por el entonces presidente Néstor Kirchner, que coordina las políticas públicas desde el instituto con las comunidades.

"Este atentado es un atentado político, se ataca a locales partidarios del oficialismo, a referentes sanitarios del gobierno y en este caso a una referente mapuche. Son actos de profunda cobardía de quienes se esconden en la clandestinidad para aterrorizar a la población pero principalmente a la dirigencia política local", juzgó.

Celebró además que "el Gobierno cree una fuerza de búsqueda para hallar a los culpables materiales e ideológicos de estos actos de terror". (Télam)

Click to enlarge
A fallback.