El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, sostuvo hoy que "el Gobierno Nacional tiene una deuda con el Norte del país, al que tenemos que acompañar y fortalecer", y admitió que "si bien todavía hay situaciones críticas, también hay un Estado presente".

"La indigencia en el país ha sido del 10 por ciento y si no hubieran estado la Tarjeta Alimentar, el IFE y los distintos planes sociales, habría sido del 28 por ciento", aseguró Arroyo durante su visita a Tucumán, donde se reunió con el gobernador local, Juan Manzur; el vicegobernador, Osvaldo Jaldo; el titular de la cartera social local, Gabriel Yedlin, y parte del gabinete provincial.

En la reunión resaltaron las políticas públicas nacionales que impactan en Tucumán, lo que representará unos 16.000 millones de pesos volcados a dinamizar la economía de la provincia y el aumento en el monto de la Tarjeta Alimentar, que beneficia a 70.000 madres tucumanas.

Arroyo aseguró que cree en la tarea que lleva adelante el gobernador y destacó que "Manzur plantea siempre al trabajo como la reconstrucción en la Argentina y venimos a trabajar en conjunto".

Por su parte, el primer mandatario tucumano contó que en el encuentro llevado a cabo en Casa de Gobierno analizaron con el ministro de Desarrollo Social cada uno de los programas existentes y la inversión en cada uno de ellos.

"Estudiamos de qué manera vamos a llevar adelante la planificación a lo largo de este año, cuidando fundamentalmente a los grupos más vulnerables, a la gente que más lo necesita, pero pensando siempre en el desarrollo social", aseguró.

Manzur contó que junto al vicegobernador Jaldo plantearon "una serie de inquietudes para coordinar esfuerzos, trabajar y empezar con el desarrollo que tenga que ver con lo productivo, para agregar valor a lo que producimos".

En Tucumán, el programa Potenciar Trabajo cuenta con unos 40.000 titulares y se encuentra en un proceso de reconversión para transformar las ayudas en empleo genuino.

El Plan Nacional Argentina Contra el Hambre, política iniciada en la gestión del presidente Alberto Fernández, brinda cobertura en la provincia con 75.000 tarjetas alimentarias.

Además, Arroyo, Manzur y Yedlin destacaron el funcionamiento de los comedores escolares en Tucumán, que involucran a unas 1.000 Escuelas y abarcan a unos 300.000 niños y niñas.

Durante su visita, Arroyo recorrió el Hogar Eva Perón y mantuvo un encuentro con el intendente de Trancas, Roberto Moreno, quien lo invitó a recorrer la planta de leche La Overita que funciona en la zona. (Télam)