El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, participó hoy junto a la titular de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), Florencia Carignano, de la inauguración de una sede de Migraciones en el puerto de Bahía Blanca.

De Pedro, quien llegó a Bahía Blanca junto al jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, destacó el "rol fundamental de Migraciones para prevenir delitos relacionados con la trata de personas y con competencias que hacen al libre intercambio de productos y de circulación de una manera trasparente y sana”.

"Simplemente quiero transmitirles el mensaje de desarrollo federal del presidente, Alberto Fernández, y de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que han hecho del Gabinete conducido por Santiago Cafiero un cuerpo netamente federal y dedicado a todas las obras que potencien la matriz productiva de cada una de las ciudades y regiones de Argentina”, expresó De Pedro.

Además de resaltar el trabajo de la titular de Migraciones, De Pedro resaltó que el puerto "trabaja ahora bajo otra lógica, ya que no está pensado para importar productos que quitan empleos y destruyen la industria nacional, sino para sacar al exterior la producción nacional".

"Este es un Gobierno que convoca a todos los sectores, cada medida que se toma tiene que ver con el bien común, no es en contra de nadie”, agregó.

Por su parte, Carignano puso en relieve el rol de esta nueva oficina en Bahía Blanca, “que nuclea cuatro puertos, 25 kilómetros, 11 muelles, y los puertos de Bahía Blanca, Rosales y Galván”.

“Desde aquí vamos a supervisar el tramo que va desde Mar del Plata a Puerto Madryn", expresó la funcionaria.

"En 2020 migramos a 735 barcos y este año venimos en 343", sostuvo al afirmar que "es el puerto más grande en cuanto a su capacidad y profundidad, lo que se traduce en un papel de gran importancia para el comercio exterior argentino”. (Télam)