El presidente Alberto Fernández encabezó esta tarde la firma de dos convenios para retribuir con fondos por más de 3.000 millones de pesos a las provincias de Santiago del Estero y Formosa para el desarrollo energético, como reconocimiento por haber cumplido sus distribuidoras con las obligaciones de pagos con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

Del acto, que tuvo lugar en la Residencia de Olivos, participaron los gobernadores de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; y de Formosa, Gildo Insfrán; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; y el secretario de Energía, Darío Martínez; informaron fuentes oficiales.

En este marco, Santiago del Estero dispondrá de 1.805.024.945 pesos, que ya comunicó que serán derivados a tarifa social para subsidiar a los usuarios, mientras que Formosa recibirá 1.279.190.858 pesos para obras, subsidios u otras inversiones que esa provincia priorice en el sector energético.

De esta manera, por primera vez, el Estado nacional valoró la conducta de las distribuidoras cumplidoras de las obligaciones con el mercado, con el otorgamiento de un monto equivalente a cinco facturas promedio para que descuenten de sus futuras obligaciones con Cammesa y lo destinen al desarrollo sectorial en cada provincia, añadieron las fuentes.

Las distribuidoras mantenían una deuda con Cammesa, que se incrementó a raíz de la pandemia por coronavirus en el país, al crecer considerablemente los promedios de incobrabilidad de sus respectivos usuarios, reportaron los voceros.

Por esta situación, el Ejecutivo remitió al Congreso Nacional la Ley de Presupuesto 2021, en su artículo 87, con un mecanismo de regularización de la relación financiera de las distribuidoras con Cammesa, que finalmente el Parlamento transformó en ley.

El Gobierno apunta a que esta herramienta contribuya a ordenar el sector eléctrico nacional y darle un marco de previsibilidad a todos los actores, ya que permitirá a las distribuidoras una forma de pago razonable, con una tasa excepcionalmente blanda.

Además, impulsará inversiones en todas las jurisdicciones que acuerden, y los usuarios que hayan tenido dificultades para pagar las facturas del servicio durante la pandemia, también se verán beneficiados, con quitas y financiamiento adecuado.

Además, una situación más favorable de las distribuidoras ayudará a mejorar la cadena de pago a transportistas y generadores eléctricos. (Télam)