El ministro de Gobierno de Santa Fe, Roberto Sukerman, remarcó hoy durante el acto de la conmemoración de las víctimas del Holocausto la necesidad de "fortalecer el vínculo con la comunidad y transmitir estos hechos históricos, porque si no estamos condenados a repetir esa historia".

La actividad se realizó en el Paseo de los Justos entre las Naciones, en la ciudad de Santa Fe, y participaron además el intendente local; el presidente de la Asociación Cultural Itzjak Leib Peretz, Jaime Kessler, y el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) filial Santa Fe, Horacio Roitman.

Sukerman dijo que "lo que pasó en ese momento negro de la historia no fue la primera vez que sucedió, ni fue casual ni producto de la voluntad de algunos locos: hubo una sociedad que avaló ese exterminio".

Agregó que "estamos convencidos que es fundamental que trabajemos todos juntos en pos de defender la memoria colectiva, de conocer nuestra historia, de fortalecer el diálogo interreligioso e intercultural".

"Actualmente tenemos muchos conflictos, muertes, persecuciones, a través de guerras o del terrorismo, motivo por el que tenemos que fortalecer el vínculo con la comunidad y transmitir estos hechos históricos porque, de lo contrario, estamos condenados a repetir esa historia", expresó el ministro de Gobierno santafesino.

Roitman mencionó que "seis millones de judíos -dos tercios de los judíos europeos-, solo por el hecho de ser judíos, y 11 millones de rusos y otras minorías consideradas inferiores por los nazis fueron asesinados en la Segunda Guerra Mundial".

"Ellos son las víctimas del Holocausto que hoy nos reunimos para recordar", prosiguió.

Roitman manifestó su convencimiento acerca de que "expandir la conciencia sobre el Holocausto es la mejor manera de honrar la memoria de las víctimas, y que a través de la educación ayudemos a acabar con el odio, la xenofobia y la intolerancia". Dijo que "esto no puede volver a suceder, y es nuestra responsabilidad hacer conocer lo que pasó, y que no quede en el olvido y que no vuelva a repetirse". (Télam)