El gobierno de San Luis decidió hoy restringir la circulación de toda persona no esencial desde las 24 hasta las 6 de la mañana, y limitar las reuniones sociales con un mínimo diez personas y reducir a un 30 por ciento la capacidad en bares, restaurantes y gimnasio.

En un breve comunicado, la presidenta del Comité de Crisis local, María José Zanglá destacó que las medidas tomada por el ejecutivo provincial apuntan a evitar restricciones extremas.

“Para que estas medidas no se extremen, necesitamos la colaboración de todos y todas, por es necesario cumplir de manera estricta los protocolos vigentes, las medidas de higiene, distanciamiento entre personas, aislarse si son positivos, presentan síntomas o son contacto estrechos por diez días”, resaltó.

Estas medidas se volverán a evaluar nuevamente en siete días para observar cómo evoluciona la cadena de contagio. (Télam)