La subsecretaria de Gestión de la información del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, Leticia Ceriani, ratificó hoy que existe una "baja sostenida de casos de coronavirus desde hace trece semanas” y consideró que ese registro obedeció al "éxito de la campaña de vacunación" y, por eso, a partir de ahora es posible "pensar en nuevas aperturas".

Con todo, en declaraciones a Radio Nacional, Ceriani entendió que hay que "mantener las precauciones" y continuar "siendo cautelosos respecto a la evolución de la pandemia porque hay variantes circulando".

En este contexto, aseguró que "es una muy buena noticia la baja de casos y de internaciones".

"Estamos pudiendo atravesar el invierno cuando hay mayor circulación de virus respiratorios con esa baja y es lo que nos permite pensar en posibles aperturas sabiendo que, si en algún momento hay un repunte de casos, obviamente vamos a volver a evaluar todo, pero la campaña de vacunación nos pone en una perspectiva distinta a otros momento de las pandemia", argumentó.

Ceriani también se refirió a la vacunación casa por casa que comenzó a realizar el gobierno bonaerense desde la semana pasada y aventuró que los primeros resultados son positivos.

"No nos encontramos con antivacunas, sino con personas que han tenido turnos y no han podido ir, gente que no se ha registrado porque pensaba que no podía ir, y cuando uno se acerca con la vacuna, todos quieren vacunarse, hemos vacunado aproximadamente entre 700 y 800 personas por día", comentó.

Con esta estrategia, la funcionaria apuntó que el Gobierno está llegando a ese porcentaje de personas que no habían podido vacunarse todavía.

"Es poder encontrar a esas personas que, de otro modo, no tendrían acceso a las vacunas", insistió.

Por otro lado, Ceriani indicó todavía "no hay circulación comunitaria de la variante Delta" en la provincia de Buenos Aires.

Detalló que se registraron unos "40 casos de personas" vinculadas con viajes y otras dos situaciones de "convivientes de personas que viajaron".

De todas formas, advirtió que, a partir de la circulación del virus registrado en la ciudad de Buenos Aires, es posible "que en algún momento la provincia también la tendrá".

"Es difícil que si hay en Ciudad de Buenos Aires que eso no llegue a la provincia", asumió. (Télam)