El embajador de Argentina ante el Mercosur, Mariano Kestelboim, dijo hoy que si bien las visiones dentro de ese bloque no siempre son iguales, "prima la unión y la integración" entre sus socios, y citó como ejemplo la cooperación regional ante la pandemia de coronavirus.

En diálogo con Radio 10, el funcionario -que también representa al país ante la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi)- habló de los 30 años que cumple este año el Mercosur y la cumbre virtual de presidentes que se celebrará el próximo viernes por este motivo.

"Creo que podemos esperar algún lineamiento estratégico a partir de esa cumbre", sostuvo Kestelboim.

También contó que en estos días se presentará el libro evocativo escrito con motivo de los 30 años del Mercosur, en el que el presidente Alberto Fernández, el canciller Felipe Solá y otros ministros (son 42 autores en total) tocan diferentes temáticas del bloque que van más allá de lo económico.

Para el funcionario, hay que destacar que el Mercosur "tuvo diferentes momentos, fuertemente expansivos y también de estancamiento y retroceso".

Pero marcó que si bien "hay países en los que las visiones no siempre son iguales, lo que siempre prima es la unión y la integración".

Como ejemplo, marcó que en medio de la crisis del coronavirus "gobiernos con diferentes signos políticos" del bloque "decidieron en conjunto activar planes de control de la pandemia, a través de recursos comunes".

Finalmente, destacó que "en 30 años de Mercosur se consiguieron muchas cosas", y hubo "muchos objetivos en común alcanzados". (Télam)