A través de sus redes sociales, la precandidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, lanzó duras críticas contra el Gobierno. En torno a esto, sostuvo que “vivimos uno de los momentos más duros de nuestra historia. Duele la angustia, que miles de comerciantes cerraron sus negocios, que los chicos estuvieron más de un año sin clases presenciales y que hay familias sin trabajo. Pero más duele la mentira. ¿A dónde estamos saliendo?”.

“¿Los más de 1 millón 300 mil chicos que dejaron la escuela están saliendo? ¿Los más de 130.000 comercios y pymes que cerraron? ¿Las más de 15 millones de personas que esperan su segunda dosis? Una cosa es el coronavirus y otra, muy distinta, es la gestión de la pandemia. Esa gestión, en Argentina, dejó al descubierto el modelo de país que proponen. Dicen que les importa la educación, pero defienden más una fiesta clandestina que las aulas abiertas. Dicen que cuidan la salud, pero compran vacunas por ideología y dejan el proceso por la mitad”, añadió.

“Levantan la bandera de la justicia social y, sin embargo, militan las escuelas cerradas, que son la mejor herramienta para la igualdad de oportunidades. Dicen que gobiernan para el pueblo, mientras al pueblo lo encierran y organizan fiestas en Olivos. Es un modelo perverso que se lleva todo puesto: avanzó sobre nuestra libertad, nuestro trabajo, nuestras casas, la educación de nuestros hijos y nuestras vidas. Entraron en planos donde nunca antes el Estado se metió. Y ahora dicen que vamos a recuperar la vida que queremos”, subrayó.

Además, la exgobernadora bonaerense expresó: “¿Pero saben qué? Hay cosas que no se recuperan. La vida que queremos es con las personas que murieron esperando su segunda dosis, y eso nunca lo vamos a recuperar. Es con los comercios que se fundieron, con los chicos aprendiendo a leer y a escribir o terminando la secundaria. La vida que queremos es con ese último abrazo a un ser querido, y nunca lo vamos a recuperar. Cada vez que no les gusta algo de la realidad, inventan una distinta y le echan la culpa al otro. Quieren que nos olvidemos de lo que pasó, pero hay cosas que no se olvidan”.