El cotitular de la CGT, Carlos Acuña, dijo hoy que la asistencia social que está dando el Gobierno nacional en la pandemia "está bien aplicada", pidió que se vuelva a implementar el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y se pronunció a favor de continuar con la "prohibición de los despidos".

"No estamos como el año pasado que estaba todo parado", afirmó Acuña en declaraciones a la radio AM 750 y aseguró que "de alguna forma hoy la economía está funcionando mejor que el año pasado, hay más posibilidades".

Asimismo, se manifestó a favor de continuar con la "prohibición de los despidos" y explicó que "la ley anti despidos es una contención para que no hayan ceses laborales injustos".

"Primero hay que poner en marcha el país y después sacar la ley anti despidos", afirmó y consideró que hay sectores que no invierten toda la riqueza que hicieron en el país".

En ese sentido, sostuvo que "los más poderosos son los que no están aportando nada" y dijo que "con el Gobierno anterior hubo aumentos de tarifas impresionantes, hasta del 1000 por ciento".

"Ese fue un Gobierno (el de Mauricio Macri) que nos endeudó y ahora somos los trabajadores los que tenemos que pagar los platos rotos para generar riqueza y cumplir con esas deudas que han tenido estos gobiernos anteriores", manifestó.

En ese contexto, sostuvo que "los trabajadores estamos en peor situación que antes" y aseguró que "tiene que haber mea culpa de sectores empresarios y colaborar".

Asimismo, expresó que "desde la CGT queremos que continúe el ATP, porque hay realidades que se pueden manejar".

"La asistencia social que está dando el Gobierno está bien aplicada", aseguró el dirigente gremial y manifestó que "lo que hay que asegurarse que esa ayuda llegue bien".

Por otra parte, señaló que "el Gobierno pronostica un 29% de inflación, que ya se ve que no va a ser así" y dijo que "por eso muchos gremios cerraron aumentos mayores a 30%, con la posibilidad de una revisión, una rectificación con respecto a como está la inflación anual para recomponer lo que pueda faltar".

"La plata que piden los trabajadores no es para llevársela a las Islas Canarias, es para invertir en los gastos cotidianos, o comprarle un par de zapatillas a su hijo...es para consumo", explicó.

Acuña destacó que "acá tenemos que colaborar todos: los empresarios tienen que eliminar a sus intermediarios porque, sino, tenemos cuatro o cinco vivos que se llevan todos". (Télam)