El Consejo de la Magistratura tratará el jueves el pedido a la Corte Suprema de Justicia que propuso el vicepresidente del cuerpo, Alberto Lugones, para que se declare una feria judicial por “razones de salud”, ante el crecimiento de los casos de coronavirus en el país.

Lugones propuso ayer que se solicite a la Corte "la suspensión de las actividades presenciales de todo el personal no esencial".

"Todo ello en virtud de de la escalada de casos de la última semana y ante la segunda ola del virus Covid-19", reclamó el juez penal.

La comisión de labor del Consejo define el temario que luego tratará el plenario, compuesto por los treces miembros que representan a ambas cámaras del Congreso, a los jueces, al sector académico y a los abogados.

Por tratarse de una comunicación no vinculante a la Corte, fuentes del Consejo consideraron “resuelto” de antemano el planteo, que llegaría así a la Corte para que decida.

Los miembros del máximo tribunal, a través de varias acordadas, siguieron las directivas sanitarias del Ministerio de Salud en cuanto a aislamientos y cese de actividades presenciales, con lo cual se espera el mismo temperamento para esta segunda ola de Covid-19. (Télam)