El consejero y diputado por el PRO, Pablo Tonelli, presentó hoy una nota en el Consejo de la Magistratura para que el organismo rechace las intimaciones de la Anses a unos 200 magistrados y fiscales para que completen sus trámite jubilatorios.

"Los términos de la resolución (de la Anses) PREV-11-46 lucen como un claro intento de avanzar en la aplicación inmediata de ese régimen notoriamente inconstitucional (Ley 27.546), agravando la vulneración de normas y principios constitucionales que hacen tanto a la esfera individual de cada magistrado como al principio republicano elemental de la división de poderes", afirmó Tonelli.

El Consejo, que hoy renovó sus autoridades consagrando a Diego Molea como nuevo presidente, aceptó la propuesta de Tonelli y el tema será tratado en la próxima reunión de Labor del cuerpo, que es donde se definen las intervenciones y las prioridades del Consejo.

"La resolución PREV-11-46 no sólo es inconstitucional porque puede tener el efecto de privar a un ciudadano de sus derechos adquiridos, sino que, también, es un claro intento por menoscabar las garantías funcionales previstas en el artículo 110 de la Constitución Nacional y el principio elemental de independencia del Poder Judicial", sostuvo Tonelli.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) informó ayer que, en atención a la resolución PREV-11-46 firmada por el organismo que conduce Fernanda Raverta, se comenzó a intimar a jueces y fiscales que iniciaron su trámite jubilatorio para que lo completen o desistan.

"En los trámites que se hubieran iniciado a magistrados, en el marco de las normas procedimentales antes vigentes, en los cuales se hubiera supeditado el pago del beneficio al cese, se emplazará al titular para que dentro del plazo de 30 días hábiles administrativos acompañe la presentación de la renuncia", indica la resolución.

Si bien en la oposición leyeron la decisión como un mecanismo de presión a los jueces y fiscales, desde Anses aclararon que se trata de funcionarios que iniciaron por voluntad propia el trámite y que no se obligará a nadie a jubilarse. (Télam)