La Comisión de Selección de Magistrados del Consejo de la Magistratura analizó hoy cómo resolver el problema de los traslados de jueces, luego de que la Corte Suprema definiera que todos ellos son provisorios.

La definición del alto tribunal en el pedido de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi para que no se revisaran sus traslados generó situaciones complejas entre los magistrados trasladados, en especial en aquellos cuya vacante de origen ya fue ocupada.

En el fallo, la Corte recomendó regular con una ley el instituto de los traslados y en ese sentido se pronunciaron los consejeros Alberto Lugones, Diego Molea y Gerónimo Ustarroz.

En principio y luego de un prolongado intercambio, la presidenta de la comisión, la diputada nacional Graciela Camaño propuso avanzar durante la feria con propuestas para una eventual ley de traslados que podría ser discutida en la primera reunión de labor después del receso.

Durante la reunión, Lugones anunció incluso que está trabajando en un proyecto para que los magistrados formen parte de un "cuerpo" de justicia que permita que ocupen las funciones que se requieren.

"Los traslados, para mi pesar, dejaron de ser una alternativa viable desde el fallo de la Corte", sinceró el camarista penal en la audiencia virtual con los consejeros de la comisión.

El consejero y diputado del PRO, Pablo Tonelli, coincidió con Lugones en cuanto a que los traslados perdieron sentido por las dificultades que generó el hecho de que no sean definitivos y sostuvo que, por tanto, una ley que los regule no tiene sentido práctico.

"Si se requiere que se concurse el cargo pero hay que reservar el cargo del juez trasladado por si no gana y vuelve, carecen de sentido, no tienen razón hacerlo porque ya no se pueden resolver problemas con los traslados", analizó.

El presidente del Consejo, Diego Molea, aportó entonces que el problema de origen fue que "la esencia del traslado, para casos horizontales, se desvirtuó" y se pronunció a favor de convocar a los concursos de vacantes con traslados, más allá del problema de que alguno de los cargos de origen ya están cubiertos, y trabajar sobre un proyecto de ley que los regule.

En la discusión también intervino el consejero por el Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz, quien promovió la revisión de los traslados que tenían irregularidades, aunque distinguió tres tipos.

Los traslados tipo A, que se denominan "horizontales" o "simétricos", que refieren a jueces que mantienen su competencia e instancia; los B, del mismo tipo pero con alguna irregularidad respecto del reglamento de traslados y los C cuyas característica chocan con el régimen constitucional que fija el trámite de designación.

Ustarroz y la mayoría en el Consejo definieron que los diez casos de traslados "C" debían obtener el acuerdo del Senado, siete de esos magistrados se avinieron a la presentación, salvo tres de ellos que llegaron con su reclamo a la Corte: los mencionados Bruglia y Bertuzzi y Germán Castelli.

"Hoy, con el fallo de la Corte, tenemos un laberinto y de los laberintos se sale por arriba", se animó el abogado mercedino y planteó: "No coincido que no estamos para no propiciar un ley, porque el mismo fallo de la Corte nos anima y una ley nos nos daría parámetros objetivos para entender los traslados".

Luego del prolongado intercambio, la presidenta de la comisión, la diputada de Consenso Federal Graciela Camaño, propició avanzar durante la feria en propuestas para una eventual ley de traslados que se discutirían en la primera reunión de labor después del receso. (Télam)