El fiscal argentino Claudio Navas Rial, que instruye la causa en la que está imputado el expresidente Mauricio Macri por el envío de armas a Bolivia en apoyo al golpe de Estado de 2019, imputó en el expediente al comandante de Gendarmería Adolfo Caliba, informó la Fiscalía Nacional en lo Penal Económico número 9.

El fiscal "extendió la imputación oportunamente formulada al entonces comandante de la Gendarmería Nacional Argentina, Adolfo Héctor Caliba", indicó la fiscalía en un comunicado.

El representante del Ministerio Público Fiscal involucró así a quien era agregado en la Embajada argentina en Bolivia "en razón del rol que este habría desplegado en el aeropuerto del Alto, La Paz, en las tareas de recepción del personal de Gendarmería y de los armamentos y municiones aparentemente enviado".

El Gobierno de Bolivia exhibió las municiones y confirmó que hubo tráfico ilícito desde Argentina -

La ampliación de la denuncia, que motivó esta causa y que presentó el Gobierno argentino el pasado viernes, por otro lado, abona a la hipótesis que investiga esta causa, la del delito de contrabando armado, refirió el fiscal.

"Los nuevos elementos presentados permiten robustecer preliminarmente la hipótesis del caso originalmente trazada", sostuvo Navas Rial.

Golpe en Bolivia

El fiscal investiga si el material bélico hallado en los depósitos de la Policía de Bolivia fueron suministrados por el Gobierno anterior de Macri el 13 de noviembre de 2019, un día después de que asumiera como presidenta transitoria de Bolivia la senadora Jeanine Áñez (2019-2020).

Según los denunciantes, hubo "un desvío de armamento en favor de la Policía y de la Fuerza Aérea Boliviana" y para ello "se falsearon permisos y declaraciones juradas aduaneras y administrativas con el argumento de que el fin del armamento era 'la seguridad y protección del señor embajador argentino'".

En la causa se encuentra imputado el expresidente Macri, su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el de Defensa, Oscar Aguad por el delito de contrabando agravado.

Corrieron la misma suerte el exembajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, el exdirector de Gendarmería, Gerardo José Otero, el exdirector de Logística de esta fuerza federal, Rubén Carlos Yavorski y el exdirector de Operaciones de esa fuerza, Carlos Miguel Recalde.

La denuncia fue presentada por el Ministerio de Seguridad que conduce Sabina Frederic, el de Justicia, dirigido por Martín Soria, y la Administración Federal de Ingresos Públicos, cuya titular es Mercedes Marcó Del Pont.

El presidente Alberto Fernández pidió disculpas al Gobierno boliviano tras reconocer el envío que realizó la gestión precedente a las fuerzas que forzaron la renuncia del entonces presidente Evo Morales (2006-2019) el 10 de noviembre de 2019, un día antes de que el mandatario se exiliara y fuera acogido como refugiado en México y luego en Argentina