El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y exembajador en El Vaticano, Eduardo Valdés, señaló hoy que la fallecida presidenta de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini y el Papa Francisco mantenían un "diálogo fluido" y afirmó que ambos tuvieron en los últimos años "una relación muy activa".

En declaraciones a Télam, Valdés recordó que, desde que empezó a visitar a Francisco "antes de que sea embajador, él siempre decía que quería poder encontrarse con Hebe".

Puso de relieve además que, en 2016, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo visitó finalmente por primera vez a Francisco.

"Fue un encuentro muy lindo. Francisco la recibió en Santa Marta, no en el Palacio Apostólico", comentó el exembajador en El Vaticano.

Valdés reseñó que "Francisco siempre nos decía 'Con lo que esta mujer ha sufrido me puede decir lo que quiera'", para graficar el respeto que el Papa tenía por la titular de Madres de Plaza de Mayo.

"Se mantenían comunicados a través de cartas, se hablaban por teléfono; si necesitaba algo, él la llamaba. Tenían diálogos telefónicos muy fluidos. Generaron un buen vínculo"

"Se mantenían comunicados a través de cartas, se hablaban por teléfono; si necesitaba algo, él la llamaba. Tenían diálogos telefónicos muy fluidos. Generaron un buen vínculo", aseguró el diputado del Frente de Todos (FdT), que tiene en su poder una foto de Francisco leyendo la biografía de Hebe de Bonafini.

En una entrevista que le hizo Valdés en la radio de las Madres, Hebe de Bonafini había hecho referencia a esa relación y comentó que mantenía "una relación muy linda, muy amorosa" con el Papa Francisco.

Tras afirmar que ese acercamiento le había hecho mucho bien, Hebe recordó: "Yo había perdido la fe completamente y todo eso, y con esta relación a uno le devuelve la fe, que es tan necesaria en momentos tan duros; sin fe no se puede vivir".

En ese aspecto, Bonafini había contado que hablaba "todas las noches" con sus hijos, a modo de oración.

El arzobispo de La Plata, Víctor Manuel "Tucho" Fernández, uno de los obispos más cercanos a Francisco, le había acercado a Hebe el saludo del Papa en el Hospital Italiano de La Plata, donde la dirigente estuvo internada. (Télam)