Docentes autoconvocados de Jujuy marcharon hoy por el centro de la capital provincial, para rechazar la aplicación de un decreto local que "restringe derechos laborales" y criticaron el anuncio del gobernador Gerardo Morales, de descontar los días no trabajados de cara al próximo ciclo lectivo.

La marcha pasó por el Tribunal Contencioso Administrativo donde la semana pasada se realizó la presentación del amparo contra el decreto 1807 y continuó hasta la sede del Ministerio de Educación local, donde se unificó la marcha con la permanencia que realizan desde ayer afiliados de la Asociación de Educadores Provinciales (ADEP).

Los manifestantes partieron desde la Ciudad Cultural de Jujuy, en el barrio Alto Padilla, y en su recorrido hasta la Gobernación los docentes también reclamaron aumento salarial de "no menos de 40%".

La protesta tiene como eje el rechazo al Decreto 1807, que mantiene para todos los niveles el listado de puntajes docentes de 2019-2020 y desconoce en el puntaje a las clases dadas y capacitaciones de 2020.

La norma también impide traslados, cambios de función y participar en concursos de ascenso fuera de la región educativa en la que los docentes tienen registrado domicilio, lo que impacta en los salarios, por lo que se reclama más escuelas para poder ejercer funciones.

En la marcha participaron docentes de varios puntos de la provincia y permitió "demostrar una vez más al Gobierno de Jujuy que estamos unidos en la lucha contra el decreto", dijeron algunos manifestantes.

"Nos siguen maltratando, tratándonos de que no tener vocación y responsabilidad cuando venimos trabajando enfermos y hay docentes que fallecieron. Estamos reclamando que se respete la Ley de Educación y el Estatuto Docente", dijo Martina Montoya, docente de la ciudad de Libertador General San Martín.

Montoya expresó que los docentes "quieren volver a las escuelas con seguridad y mejores salarios, pero sin atropellos ni falta de respeto".

Ayer, el gobernador Gerardo Morales ratificó el inicio de clases para el próximo 17 de febrero y dijo que "muchos docentes ya decidieron ir" y que "al que no vaya, se le va a descontar".

Por otra parte, el ministro de Trabajo y Empleo local, Normando Álvarez García, afirmó que el diálogo paritario con los docentes "no se cortó", después de que ayer se suspendiera la reunión prevista por una marcha de ADEP al Ministerio de Educación.

El funcionario adelantó que la Gobernación tiene previsto retomar las conversaciones durante los próximos días. (Télam)