Ministros, diputados nacionales, dirigentes políticos y sindicales y organizaciones de derechos humanos recordaron hoy el 53° aniversario del Cordobazo, protesta obrero-estudiantil que ganó las calles de la capital de la provincia mediterránea para demostrar su oposición a la opresión política, económica y social de la dictadura encabezada por Juan Carlos Onganía.

La histórica jornada de lucha fue reprimida por la policía local, provocando la muerte de 20 manifestantes y cientos de detenidos, entre ellos los sindicalistas Agustín Tosco, Atilio López y Elpidio Torres.

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta, destacó en sus redes sociales la "unidad y protagonismo popular" de la movilizaciones que se llevaron a cabo en 1969, que son parte de "nuestra historia" y lo consideró "el camino para una Argentina más justa, libre y soberana".

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, compartió a través de su cuenta de Twitter un video realizado por la organización política La Cámpora, donde conmemora "53 años del levantamiento popular histórico".

En tanto la vicepresidenta del bloque del Frente de Todos (FdT) en diputados, Cecilia Moreau, destacó el rol de las mujeres: "Un pueblo unido contra la dictadura de Onganía. Historias de resistencia y lucha. Ellas estuvieron ahí dando pelea", escribió en su cuenta de Twitter, junto a una foto de trabajadoras participando de las manifestaciones.

La diputada y secretaria general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Judiciales, Vanesa Siley, recordó en sus redes sociales a "el Pueblo unido en las calles, obreros y estudiantes contra la opresión de la dictadura", y agregó: "La dignidad de un Pueblo, ayer, hoy y siempre".

En tanto, el diputado nacional por el FdT Leopoldo Moreau escribió en su Twitter: "Hace 53 años el pueblo de Córdoba protagonizaba una de las jornadas de lucha más importantes de la historia: el Cordobazo. Nuestro homenaje y recuerdo a sus mártires y a sus dirigentes: Agustín Tosco, Atilio López y Elpidio Torres. Fue el golpe de gracia a la dictadura militar".

En términos políticos, la consecuencia inmediata significó la pérdida de legitimidad de Onganía, que se manifestó con la renuncia del ministro de Economía Adalbert Krieger Vasena, el 4 de junio, menos de una semana después del "Cordobazo".

Y un mes después de esta manifestación histórica, en junio de 1969, renunció el gabinete en pleno de Onganía.

En ese sentido, el diputado nacional y secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky, describió el Cordobazo como "una gesta que fue un quiebre en la historia", donde apareció "el pueblo trabajador plantando bandera y marcando el camino", dijo en su Twitter.

Por su parte, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, recordó en sus redes "un nuevo aniversario del Cordobazo, una gesta histórica que nos enseñó la importancia de la unidad y la lucha para defender nuestros derechos".

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la Ciudad de Buenos Aires, Daniel Catalano, destacó en su cuenta de Twitter: La "rebelión popular que marcó el comienzo del final de la dictadura de Onganía como parte de un proceso de organización popular, nos interpela, lxs trabajadorxs tenemos que discutir el proyecto de país, no sólo nuestras reivindicaciones inmediatas".

La cuenta de Twitter de la agrupación de derechos humanos HIJOS en su sede de Capital Federal señaló: "La memoria del Cordobazo está en nuestras banderas en cada lucha por la Patria grande, justa, libre, soberana y solidaria". (Télam)