El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, anunció hoy que convocará a una sesión especial para el próximo martes para tratar su renuncia y elegir al titular del cuerpo legislativo que completará su mandato, que vence a fines de diciembre.

Massa concurrió por la tarde a la sala de periodistas de la Cámara baja, luego de que el Gobierno informara que será designado como ministro de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura y Ganadería y Pesca.

El legislador permaneció unos breves minutos con la prensa y adelantó que desde el lunes comenzará a designar a los nuevos funcionarios de la cartera unificada.

Sobre su sucesión al frente de la Cámara, Massa informó que convocará para el martes a una sesión especial para formalizar su dimisión y elegir al nuevo titular del cuerpo, que lo reemplazará hasta diciembre de 2023.

Al ser consultado sobre el nombre de su sucesor, dijo que "es una decisión que le corresponde al Frente de Todos (FdT)".

De hecho, la bancada del oficialismo que conduce Germán Martínez debe definir a quién propondrá para suceder a Massa, cuyo nombre tendrá que ser aprobado en la sesión especial que será convocada el próximo martes.

Si bien desde el oficialismo no confirman a quién impulsará como sucesor o sucesora de Massa, en las últimas horas comenzó a circular la versión que los postulantes mejor perfilados son Cecilia Moreau; la exgobernadora de Tierra del Fuego Rossana Bertone y el entrerriano y actual titular de la comisión de Industria, Marcelo Cassaretto.

Fuentes parlamentarias señalaron que la diputada o diputado que asuma como presidente del cuerpo legislativo debe tener un buen vínculo con los bloques opositores, ya que se requieren consensos para poder sancionar las leyes que requiere el Gobierno nacional y el FdT tiene la primera minoría.

El oficialismo tiene 118 miembros pero 117 votos, porque el presidente del cuerpo no vota, mientras que Juntos por el Cambio (JxC) tiene 116, con lo cual necesita una docena de votos para alcanzar la mayoría para aprobar las iniciativas, y eso solo lo consigue con los partidos denominados del medio -los provinciales o el Interbloque Federal.

La sesión que se convocará para el martes tratará en primer término la renuncia de Massa como diputado y luego se deberá definir la propuesta del FdT del nombre que ocupará la presidencia del cuerpo hasta diciembre.

Al dimitir a su banca también deberá asumir en su reemplazo para completar su mandato como legislador, que vence el 9 de diciembre de 2023, el joven dirigente piquetero Juan Marino, quien actualmente es funcionario en el Ministerio de Desarrollo Social bonaerebse, que conduce Andres Larroque.

Previo a concurrir a la sala de periodistas -ubicada al lado de la Presidencia-, Massa mantuvo a lo largo de la jornada reuniones en su despacho con el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, un dirigente de su confianza, y los asesores que lo acompañaron en su mandato al frente de la Cámara de Diputados.

También en los últimos días venía reuniéndose con su equipo de economistas de confianza con los cuales analizaba diversas medidas para instrumentar apenas asuma como ministro, y que tienen dos metas urgentes como son lograr la estabilidad cambiaria y reducir la alta inflación registrada en los primeros meses del año para sentar las bases del crecimiento económico.

Sus principales hombres de confianza son el exministro de Economía Miguel Peirano; el subdirector del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), Lisandro Cleri, el actual director general de la Aduana, Guillermo Michel, y Gabriel Delgado, un experto en temas de agricultura.

Otros de los actuales funcionarios que son hombres de consulta permanentes de Massa son el secretario de Finanzas, Eduardo Setti; y Pablo Mayer Carrera, actual director del Banco Central.

En el equipo de Massa destacaban hoy como una señal importante que los bonos soberanos argentinos se dispararan hasta un 9% en las primeras operaciones que se produjeron esta mañana.

También la suba del bono Global 2029, que escaló a 9,20%, el Global 2030 sumaba 9,285% y el Global 2035 escaló 8,72 por ciento. (Télam)